Albóndigas de pollo y queso de cabra

Albóndigas de pollo y queso de cabra
5 de 1 voto

El pasado fin de semana, mi amiga Mary nos invitó a almorzar a su casa con su esposo.

Albóndigas de pollo y queso de cabra

Nos preparó unas deliciosas albóndigas de pollo con queso de cabra, que inmediatamente terminada la comida le pedí la receta de pollo para poder compartirla con todos ustedes.

Esta receta de albóndigas de pollo rellenas es una delicia, para chuparse los dedos!!

Mary me confesó que se trata de una receta familiar, pero no dudo en compartírmela.

Ingredientes para hacer albóndigas de pollo rellena de queso de cabra

  • Pechugas de pollo 3
  • Huevos 2
  • Harina de trigo en cantidad necesaria
  • Queso de cabra 200 g
  • Perejil fresco picado 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria

Receta de albóndigas de pollo con queso de cabra

Lo primero que mi amiga Mary hace para preparar esta receta de pollo es congelar las pechugas de pollo durante unos 30 a 40 minutos, ya limpias, es decir sin grasa y sin piel.

Al estar un poco más firmes será mucho más sencillo procesarlas, para obtener una carne molida muy pareja y suave.

Con la pechuga ya procesada estamos en condiciones de comenzar a condimentar con sal, pimienta y perejil fresco picado.

Luego vamos a incorporar una clara de huevo para mejorar el ligue de las albóndigas y también dos cucharadas de harina de trigo, amasar muy bien hasta lograr una masa de textura homogénea.

Cortar el queso de cabra en pequeños cubitos que utilizaremos para rellenar las albóndigas, tomar una porción de la masa preparada en el paso anterior, colocar en el centro un trocito de queso y cerrarlo muy bien.

Repetir esta operación hasta acabar con toda la masa de las albóndigas.

Batir la yema y el huevo restantes con una pizca de sal y pimienta, pasar cada una de las albóndigas por el huevo batido y luego por harina, retirando todo el excedente de harina.

En una sartén anti adherente colocar una o dos cucharadas de aceite de oliva y cocinar las albóndigas a fuego suave hasta que estén doradas y perfectamente hechas.

Ten precaución de no moverlas demasiado al comienzo de la cocción para evitar que se desarmen, cuando vayas viendo que se doran puedes ir moviendo las albóndigas para que se cocinen de manera pareja. y Listo!

Mi amiga acompañó estas deliciosas albóndigas de pollo con queso de cabra con una milhojas de papa, el almuerzo fue todo un éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.