Albóndigas de pollo

Albóndigas de pollo
5 de 1 voto

Aquí vamos a aprender hoy como preparar unas deliciosas albóndigas de pollo, una preparación ideal para acompañar un buen plato de pastas caseras o una porción de papas fritas.Albóndigas de pollo

Esta es otra de las recetas de pollo que podemos preparar en casa en cuestión de unos pocos minutos.

Las albóndigas provienen de la cocina árabe, siendo un claro ejemplo de cómo esta cocina se extiende alrededor del mundo.

Las albóndigas se preparan en casi todos los países con diferentes variaciones a la receta tradicional, de acuerdo a los productos que pueden encontrarse.

Cocinaremos estas albóndigas con carne de pollo acompañadas de una exquisita salsa de tomate, una combinación irresistible que rinde cuatro porciones.

Ingredientes para cocinar albóndigas de pollo

  • Carne de pollo picada 800 g
  • Leche entera 250 cm³
  • Ajo 2 dientes
  • Huevo 1
  • Miga de pan 100 g
  • Cebolla 1
  • Tomates 6
  • Pimiento rojo 1
  • Zanahorias 2
  • Vino blanco 1 vaso
  • Agua 1 vaso
  • Harina en cantidad necesaria
  • Sal, pimienta, aceite de oliva y perejil picado a gusto

Pasos detallados para hacer albóndigas de pollo

Lo primero que haremos para cocinar albóndigas de pollo caseras es humectar la miga de pan en la leche, reservar.

Mientras comenzaremos a preparar la salsa de tomate con la cual vamos acompañar nuestras albóndigas de pollo. Para ello picar la cebolla, el ajo, el pimiento morrón y saltearlos con un poco de aceite en una cacerola profunda. Rallar la zanahoria e incorporarlas al salteado, una vez que estos vegetales hayan transparentado incorporar vino blanco, cocinar durante algunos minutos, sazonar con sal y pimienta.

Una vez que el alcohol del vino blanco se haya evaporado agregar los tomates previamente triturados, continuar la cocción hasta obtener la consistencia deseada en esta salsa de tomate.

Con la miga de pan ya humectada en la leche, incorporar la carne de pollo picada y el huevo, unir muy bien estos ingredientes hasta lograr una masa homogénea. Realizar las pequeñas albóndigas y pasar cada una de ellas por harina. Cocinarlas en una sartén con aceite de oliva hasta dorar, incorporarlas luego a la salsa de tomate realizada en el primer paso, será allí donde terminaremos la cocción de las albóndigas de pollo caseras.

Así de sencillo es como aprendimos a cocinar albóndigas de pollo, recuerda que puedes acompañarlas con la guarnición que más te guste, pon en práctica ésta receta y no dudes en comentar si te resultó fácil de preparar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.