Canelones de pollo con salsa bechamel

Canelones de pollo con salsa bechamel
5 de 1 voto

Quiero compartir una receta de pollo para disfrutar en familia:

Canelones de pollo con salsa bechamelAprendemos juntos a cocinar canelones de pollo con salsa bechamel.

Esta es una receta con pollo ideal para el día domingo al mediodía, un plato suculento, delicioso y fácil de preparar, un plato fuerte del que toda la familia puede disfrutar.

Con esta receta de canelones de pollo con salsa bechamel obtendrás aproximadamente unas seis porciones.

Ingredientes para hacer canelones de pollo con salsa bechamel

  • Pechugas de pollo 4
  • Zanahorias 2
  • Hojas de laurel 2
  • Granos de pimienta entera 5
  • Puerro 1
  • Cebolla 1
  • Agua en cantidad necesaria
  • Masa de canelones 12 U
  • Cebollas 2
  • Puré de tomate 2 tazas
  • Aceite de oliva 4 cucharadas
  • Leche 550 cm³
  • Manteca o mantequilla 3 cucharadas soperas
  • Harina de trigo común 2 cucharadas
  • Queso rallado 1 taza grande
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Como hacer canelones de pollo con salsa bechamel

El primer paso para preparar estos deliciosos canelones de pollo gratinados con salsa bechamel será cocinar los ingredientes del relleno.

Para ello vamos a colocar en una cacerola amplia las pechugas de pollo junto con las zanahorias, el puerro y una cebolla cortados en trozos grandes, agregar también unas hojas de laurel y los granos de pimienta entera.

Cocinar a fuego medio hasta que las pechugas estén perfectamente cocidas. Dejar enfriar dentro del caldo de cocción para evitar que la carne se seque. Deshacer las pechugas y reservar.

En una cacerola agregar el aceite de oliva y saltear las cebollas picadas finamente hasta transparentar, agregar el pollo picado del paso anterior y condimentar con sal y pimienta.

Transcurridos unos cinco minutos de cocción agregar media taza de puré de tomates. Cocinar por otros cinco minutos y reservar.

Cocinar la masa de canelones en abundante agua con sal y cuando estén al dente retirarlas sobre un reparador para absorber el agua restante.

Rellenar cada uno de los canelones con el preparado obtenido anteriormente.

Sobre una bandeja de horno colocar un poco de puré de tomates y sobre él disponer todos los canelones.

Preparar la salsa bechamel colocando la manteca en una pequeña cacerola, cuando este derretida agregar la harina y cocinar durante dos minutos, con un batidor metálico agregar la leche poco a poco mezclando enérgicamente para evitar que se formen grumos. Cocinar hasta que espese ligeramente. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada recién molida.

Cubrir los canelones con la salsa bechamel y por último con queso rallado. Llevar a un horno a temperatura máxima y calentar hasta gratinar la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.