Pasta con pollo y salsa de tomate

Pasta con pollo y salsa de tomate
5 de 1 voto

En esta oportunidad te traemos una receta de pollo sencilla para elaborar pasta con pollo y salsa de tomate. Como bien es sabido por todos la pasta es un alimento que combina con casi cualquier ingrediente. Da la casualidad de que el pollo también es fácil de combinar en multitud de recetas. Si nunca has pensado en añadir pollo a tu plato de pasta favorito, en esta receta te damos una idea de como hacerlo.

pasta con pollo y salsa de tomate

Preparación de pasta con pollo y salsa de tomate

Comenzamos por poner una olla con agua a calentar, recuerda taparla pues de este modo ahorrarás energía y el agua entrará en ebullición más pronto. Mientras realizamos los demás pasos de la receta mantenemos vigilada la olla que está calentando el agua. Cuando el agua de la olla ya esté hirviendo añadimos sal y aceite al agua y echamos la pasta en la olla. Movemos la pasta para que se despegue y dejamos cocinar el tiempo indicado en el paquete de la pasta. Una vez cocidos, escurrimos y reservamos en una fuente. Lo ideal es ir trabajando las dos preparaciones en simultáneo, así la pasta se termina de cocinar al mismo tiempo que el pollo y salsa de tomate. (Si pensamos que no podemos vigilar las dos cosas al mismo tiempo, conviene comenzar por el pollo y salsa de tomate, y una vez esté terminada esta preparación, cocinamos la pasta.)

Mientras el agua se calienta es el momento de picar la cebolla y los pimientos. Eres tú quien decide el tamaño en el que los vas a trocear, personalmente me gusta que dichos trozos sean muy pequeños.

Ahora sitúa en otro fuego una sartén grande con un par de cucharadas grandes de aceite de oliva. Cuando esta esté caliente introduce en ella la cebolla y el pimiento picado.

Ahora debemos de trocear la pechuga de pollo al tamaño que gustemos. Para cuando hayamos terminado de hacerlo el contenido de la sartén estará ya un poco dorado, es el momento de añadir el pollo. Ahora removemos constantemente hasta que el pollo dore en todos sus lados. Añadimos la sala de tomate, orégano, sal y un poco de pimienta, mezclamos todo y dejamos a fuego lento. Podemos agregar también una cucharadita de azúcar para contrarrestar el ácido de la salsa de tomate.

La salsa estará pronta cuando haya reducido un poco su líquido y la salsa de tomate haya adquirido una tonalidad más oscura que al comienzo. El punto justo de la salsa es a gusto del consumidor, pero se debe vigilar que el pollo esté totalmente cocido. El tiempo de cocción del pollo dependerá del tamaño que se cortaron los trozos.

Para la presentación de nuestra receta, podemos preparar la pasta con pollo y salsa de tomate directamente sobre el plato, o mezclar las dos preparaciones en una fuente y luego servir. Recuerde poner al servir en la mesa el queso rallado, casi indispensable compañero de cualquier plato de pasta.

 

Ingredientes para la pasta con pollo y salsa de tomate

  • 300 gramos de macarrones
  • 1 pechuga de pollo lista para trocear
  • Preparado de salsa de tomate
  • Un cuarto de cebolla
  • 1 pimiento rojo o verde pequeño
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Orégano
  • Queso rallado (opcional)

Esperamos preparen esta rica receta de pasta con pollo y salsa de tomate y nos cuenten en el sector de comentarios de esta receta o en nuestra página de Facebook que tal les resultó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.