Pollo al ajillo

Si os gusta el ajo seguro que este plato de pollo al ajillo os va a encantar. La verdad es que cualquier carne o pescado combina genial con el “ajillo”, pero el pollo al ser una carne blanca combina de una forma única dando muchísimo sabor a este plato.

Preparación del pollo al ajillo

pollo-al-ajillo

La preparación del pollo al ajillo es muy sencilla, sobre todo si compramos en la tienda la esencia de ajo y perejil de la marca que más te guste. Esto dará al plato un sabor parecido al de un guiso cocido durante mucho más tiempo pero cocinado en sólo unos minutos gracias a estas esencias que puedes encontrar en cualquier tienda de alimentos o grandes superficies.

Lo primero que tenemos que hacer es trocear el pollo, intenta que sean lo más igualados posibles para que todos se hagan por igual. Por una sartén o cazuela en el fuego y pon aceite para freír el pollo. Cuando el pollo esté bien dorado añade el ajo partido en laminas y déjalo en el fuego al mínimo durante unos quince minutos.

Mueve la sartén o cazuela cada poco tiempo y añade ahora las esencias de ajo y perejil que comentábamos antes. Una alternativa es añadir algo más de aceite, perejil picado y un poco más de ajo y dejar cocinar un poco más de tiempo. Cuando veas que el pollo está listo y ha cogido todo el aroma del ajo y el perejil puedes retirar del fuego y servir de forma individual o en una fuente.

Ingredientes del pollo al ajillo

  • Un pollo partido en trozos
  • Ajos
  • Aceite de oliva
  • perejil
  • Esencia de ajo y perejil

Pollo en pepitoria

Nos vamos de lo nuevo a la tradicional para abarcar todas las recetas posibles de pollo. Hoy vamos a preparar una receta tradicional pero con un resultado muy bueno, se trata del pollo en pepitoria.

Preparación del pollo en pepitoria

pollo-en-pepitoria

Empezamos a preparar nuestra receta de pollo en pepitoria añadiendo sal y pimienta a nuestros trozos de pollo. Les añadimos un poco de harina y los freímos en un cazuela. Como siempre decimos mejor si la cazuela es de barro y el aceite está caliente. Retiramos estos trozos de pollo y los reservamos.

A continuación ponemos la cebolla picada en el aceite y la vamos dorando. Añadimos el pollo que teníamos reservado, vino de jerez y lo llevamos a ebullición. Vertimos un caldo de pollo que podemos preparar en el momento o tenerlo en la nevera de otro día y terminamos con el laurel y perejil. Vamos removiendo y dejamos que se vaya cociendo poco a poco.

 Añadimos ajo pochado, almendras, azafrán y yema de huevo cocidas. Todos estos ingredientes lo machacamos previamente y lo distribuimos en toda la cazuela. Cocemos cinco minutos más y retiramos el pollo. La salsa la dejamos un tiempo más a fuego lento, unos 8-10 minutos. Al terminar podemos servir cada ración o volver a poner el pollo en la cazuela y presentarlo en ella.

Ingredientes del pollo en pepitoria

  • pollo cortado en octavos
  • pimienta negra
  • sal
  • 2 hojas de laurel
  • Caldo de pollo (medio litro aproximadamente)
  • harina
  • ajos
  • almendras crudas peladas
  • yemas de huevo
  • vino de jerez
  • perejil
  • aceite de oliva

Pollo con salsa de coco

Seguimos presentándoos propuestas diferentes a la tradicional receta de pollo y sus formas mas clásicas de prepararlo.  Hay veces que hay que salirse de lo habitual para sorprender a nuestros comensales y la mezcla de coco y pollo que se consigue en esta receta de pollo con salsa de coco seguro que sorprende.

Preparación de pollo con salsa de coco

pollo-en-salsa-de-coco

El primer paso para nuestra receta de pollo con salsa de coco es preparar, valga la redundancia, la salsa de coco. Es nuestro ingrediente estrella, por lo cual nos vamos a centrar en ella primero.

Para preparar esta leche de coco necesitamos coco seco que lo vamos a poner en un bol con un cuarto de agua hirviendo y lo vamos a dejar reposar entre 30 y 35 minutos.

El siguiente paso interviene el cuchillo, con esta herramienta tendrás que picar los ajos, la cebolla y la guindilla. Lo dejamos a parte y nos vamos con el pollo. Añadimos sal y pimienta al pollo y lo enharinamos, esto último de forma prudente ya que no queremos rebozar el pollo.

Por último freimos en una sartén con aceite de oliva y vamos añadiendo la cebolla, el ajo y la guindilla que habíamos picado previamente. También añadimos el zumo de limón y caldo de pollo. El último toque será la leche de coco que tras colarla la introducimos. Dejamos 10 minutos más cocer y ya estará listo.

Ingredientes

  • Pollo partido al gusto
  • Sal y pimienta
  • Un vaso de caldo de pollo
  • 75 gramos de harina
  • Medio limón en zumo
  • Coco rallado seco, unos 75 gramos
  • Una guindilla picante (al gusto)
  • Un diente de ajo
  • Cebollo (mejor si es frita)
  • Aceite de oliva