Hamburguesa de pollo

Uno de los platos más consumidos en el mundo son las hamburguesas. La hamburguesa tradicional es la de ternera pero hoy vamos con un variante para aquellos que prefieren una carne distinta como es la del pollo. En cualquier franquicia de hamburguesas podrás encontrar una pero si te haces tu propia hamburguesa de pollo será mucho más saludable y estará más buena.

Preparación de una hamburguesa de pollo

hamburguesa-de-pollo

En un bol añadimos un huevo batido y un vaso de agua. En otro recipiente añadimos la harina, la pimienta, la sal, la cebolla y un poco de ajo molido. Lo reservamos y pasamos a aplastar la pechuga para que quede bien fina y redondeada para que tenga la forma del pan de la hamburguesa.

Metemos la pechuga en el bol preparado con la harina y demás ingredientes para que se empape bien. De ahí al bol con el huevo y vuelta a la harina por segunda vez. Cuanto más tiempo dejemos reposar las pechugas mejor sabor tendrán. En el frigorífico siempre eso si.

Tras el reposo volvemos a pasar las pechugas por la harina y de ahí a una sartén caliente con aceite para freir las hamburguesas de pollo. Cuando estén bien crujientes las podemos sacar y de ahí a nuestro pan. El pan lo podemos complementar con mayonesa, lechuga, tomate, queso y bacon. Esto siempre al gusto de cada uno.

Ingredientes

  • Pechugasde pollo
  • panes para hamburguesa con semilla de sésamo
  • huevo
  • agua
  • harina
  • cebolla en polvo
  • lechuga
  • tomate
  • mayonesa
  • bacon
  • queso

Pollo en escabeche

El escabeche es una forma de macerar y conservar los alimentos que se ha usado de forma tradicional durante cientos de años y hoy lo vamos a utilizar en nuestra receta de pollo. Hoy en día el escabeche se ha sustituido por otros platos que necesitan menos tiempo y recetas como el pollo en escabeche de hoy han pasado a ser consideradas como un manjar. Por ello hoy aprenderemos a hacer un pollo en escabeche al estilo tradicional.

Elaborar un pollo en escabeche

pollo-en-escabeche

En una sartén con un poco de aceite añadimos el pollo partido al gusto. Lo freímos y lo reservamos. En una cazuela se añade el aceite que hemos utilizado para freír el pollo y tres dientes de ajo pelados. Añadimos también cebolla picada y lo sofreímos todo. Posteriormente añadimos pimienta y hojas de laurel al gusto.

Ahora añadimos el pollo y un vaso de vino blanco. También ponemos medio vaso de vinagre, elemento estrella en todo escabeche y que le da ese toque especial. Lo dejamos hervir a fuego lento y le añadimos sal. Para esta receta no hay un tiempo fijado para terminar la cocción. El plato estará listo cuando el pollo haya hervido lo suficiente y al pincharlo notemos que está blando y se puede comer. Si al probarlo vemos que nos falta algo de sal podemos echarle al final para que tenga ese toque exclusivo que da la sal.

Ingredientes del pollo en escabeche

  • Pollo partido en trozos grandes
  • aceite de oliva virgen extra
  • tres dientes de ajo
  • una cebolla
  • pimienta en grano
  • hojas de laurel
  • vino blanco
  • vinagre
  • sal

Brochetas de pollo y queso

Seguimos proponiéndoos platos sencillos y divertidos para hacer con los más pequeños. Hoy os proponemos estas brochetas de pollo y queso que harán las delicias de toda tu familia. El hecho de que el plato se presente en brochetas le da un toque divertido y desenfadado para convertir una cena en un cocktail desenfadado.

Preparación de las brochetas de pollo y queso

brochetas-de-pollo

Lo primero que necesitamos para realizar esta receta de pollo es unos palos de madera para las brochetas. En cualquier tienda de alimentación puedes encontrar estos palos de madera. Es importante que media hora antes de empezar a hacer la receta los pongas en agua para que no se quemen en el fuego. Al mismo tiempo pon en un bol el pollo, limón y aceite de oliva para que vaya cogiendo sabor.

Pasado este tiempo coge la brocheta y ves añadiendo el pollo, el queso y el oregano. De forma que nunca queden dos trozos de pollo seguidos. En una sartén que no se pegue y con el fuego caliente ves pasando cada parte de la brocheta. Con 2 minutos por cada parte es más que suficiente.

Y listo! Ya tienes tus brochetas de pollo para comer, cenar o tomártelas cuando quieras. Nosotros hemos añadido unas hojas de orégano pero tu puedes añadir la verdura que quieras o el ingrediente que más te apetezca.

  • hojas de orégano
  • 250 g de queso de cabra cortado en cubos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 pechugas de pollo cortadas en cubos
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada de zumo de limón