Pizza de pollo, espinaca y salsa blanca

Pizza de pollo, espinaca y salsa blanca
5 de 1 voto

Planeo sorprenderte con esta pizza con pollo que tal vez nunca has probado.

Receta de Pizza de pollo, espinaca y salsa blanca

Si estás algún aburrido de las tradicionales pizzas de muzzarela, te propongo probar esta receta de pizza de pollo, espinaca y salsa blanca.

Esta es una forma diferente de comer una rica pizza pero incorporando proteínas a través de la carne del pollo y vegetales gracias a las espinacas que agregaremos a la preparación.

Espero te animes a probar esta receta diferente de pizza con pollo.

Ingredientes para hacer pizza con pollo y salsa blanca

Para la masa:

  • Harina un kilo
  • Sal 25 g
  • Levadura seca 7 g
  • Agua tibia 530 cc
  • Aceite de oliva 30cc

Para la salsa blanca:

  • Manteca 50 g
  • Harina 3 cucharadas
  • Ajos 2 diente
  • Leche 300cc
  • Sal, pimienta y moscada a gusto

Para el relleno:

  • Carne de pollo sin huesos y sin piel 1 taza
  • Cebolla blanca 1
  • Pimiento rojo media unidad
  • Espinacas blanqueadas 300 g
  • Sal, pimienta y una pizca de nuez moscada

Pizza con espinaca, pollo y salsa blanca

Comenzaremos la receta preparando la masa, que con estas cantidades nos rendirá cuatro pistas grandes.

En la mesada colocar la harina y formar un aro con ella, en el centro colocar el agua tibia y la levadura, agregar la sal sobre la harina y comenzar a tomar la masa desde adentro hacia afuera. Amasar muy bien hasta lograr un bollo homogéneo.

Alcanzado dicho punto incorporar el aceite de oliva y continuar amasando hasta que esté integrado en la masa.

Tapar con un lienzo húmedo y dejar reposar hasta que duplique su volumen.

Pasado dicho tiempo dividir la masa en cuatro porciones iguales y estirar las sobre una pizzera previamente aceitada, aceitar también la parte superior de la pizza y dejar reposar hasta que comience a leudar, cocinar en horno a temperatura máxima por 10 minutos.

Para el relleno colocar en una sartén un chorrito de aceite de oliva y cocinar la cebolla y el pimiento picados pequeños con una pizca de sal y pimienta hasta transparentar, alcanzado dicho punto incorporar la carne del pollo picada bien pequeña y cocinar hasta que este perfectamente hecha. Por último incorporar las espinacas picadas bien pequeñas y condimentar a gusto.

En una pequeña cacerola saltear los ajos picados con la manteca durante algunos instantes, luego agregarle la harina y cocinar durante un minuto.

Con ayuda de un batidor metálico incorporar la leche hasta formar una salsa blanca homogénea, condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.

Retirar la masa de pizza del horno y rellenar con el salteado de espinacas y pollo, y cubrir con la salsa blanca. Una forma sencilla de colocar la salsa blanca sobre esta pizza es con ayuda de una manga de repostería.

Llevar la pizza a un horno fuerte hasta gratinar.

Así es como podemos preparar una rica y saludable pizza sin queso y con muchos nutrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.