Pollo con costra

Pollo con costra
¿Te gusta la Receta?

A la mayoría de personas les gusta el pollo pero además tienen especial predilección por la costra que se hace cuando se hace al horno o se fríe, por lo tanto hoy vamos a satisfacer a estos amantes de lo crocante, viendo como preparar  un rico pollo con costra. La piel, más grasa que el resto del pollo, se dora y se hace más dura. El resultado es un bocado muy sabroso y crujiente.

Preparación del pollo con costra

Pollo con costra

Este pollo con costra lleva un elemento estrella más allá de la piel del pollo, y se trata de la naranja. Lo primero que tenemos que hacer el pelarla y partirla en pequeños trozos. La ponemos en un bol junto a un buen puñado de orejones y pasas. Todas estas frutas las bañamos con coñac y lo dejamos en reposo durante, como mínimo, dos horas.

Lavamos el pollo y le ponemos sal y pimienta blanca, como siempre decimos si es recién molida mucho mejor. Abrimos el pollo y vamos poniendo en su interior las frutas y el coñac que ha quedado en el bol. También le podemos añadir algún extra para dar más sabor como alguna pastilla de caldo. Esto último al gusto. Antes de poner en el horno cerramos el pollo con un palillo.

En una bandeja ponemos una superficie de sal bastante grande con agua y ponemos el pollo encima. Empapamos el pollo con esta mezcla de sal y agua para que se haga el pollo con costra. Lo dejamos en el horno durante 45 minutos a unos 180 grados. Al servir retiramos la sal y partimos.

Ingredientes

  • Un pollo entero
  • Sal
  • Coñac
  • Orejones
  • Pasas
  • Naranja
  • Pimienta

 

Esperamos les quede rica esta receta de Pollo con costra !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.