Sandwich de tres pisos

Hoy vamos a elaborar un sandwich de pollo algo especial y muy muy rico. Se trata de un sandwich de tres pisos que lleva ingredientes saludables y que en un sólo bocado te aportarán varios nutrientes. Por no hablar del sabor, sólo con ver la foto ya te apetece comerlo.

Preparación de un sandwich de tres pisos

sandwich-de-tres-pisos

Lo primero que tenemos que hacer para preparar este sandwich de pollo es preparar el pollo. Para ello ponemos en una sartén un poco de aceite y salpimentamos el pollo. En esa misma sartén podemos cocinar el bacon para que se vaya dorando.

Tostamos el sandwich y en la primera capa añadimos el pollo, el bacon y una lámina de queso que se irá gratinando con el calor de la pechuga y el bacon. Tápalo con otra rebanada y en la parte superior añade tomate troceado o ketchup, lechuga y un huevo duro partido en rodajas. Ahora ya puedes poner la tapa de arriba. Si te gusta la mayonesa puede añadir a esta parte una cucharada para potenciar el sabor. Le damos la vuelta para poner la parte de la carne arriba y ya tendremos nuestro sandwich de tres pisos de pollo.

Podemos acompañar con unas patatas fritas o si queremos que sea saludable una zanahoria rallada. También puedes añadir más lechuga y tomate para hacer una ensalada.

Ingredientes

  • Un filete de pollo
  • Tres rebanadas de pan de molde
  • Un huevo duro
  • Una loncha de queso cheddar
  • Una-dos hojas de lechuga
  • Medio tomate
  • os lonchas de bacon
  • Sal
  • Pimienta

Hamburguesa de pollo

Uno de los platos más consumidos en el mundo son las hamburguesas. La hamburguesa tradicional es la de ternera pero hoy vamos con un variante para aquellos que prefieren una carne distinta como es la del pollo. En cualquier franquicia de hamburguesas podrás encontrar una pero si te haces tu propia hamburguesa de pollo será mucho más saludable y estará más buena.

Preparación de una hamburguesa de pollo

hamburguesa-de-pollo

En un bol añadimos un huevo batido y un vaso de agua. En otro recipiente añadimos la harina, la pimienta, la sal, la cebolla y un poco de ajo molido. Lo reservamos y pasamos a aplastar la pechuga para que quede bien fina y redondeada para que tenga la forma del pan de la hamburguesa.

Metemos la pechuga en el bol preparado con la harina y demás ingredientes para que se empape bien. De ahí al bol con el huevo y vuelta a la harina por segunda vez. Cuanto más tiempo dejemos reposar las pechugas mejor sabor tendrán. En el frigorífico siempre eso si.

Tras el reposo volvemos a pasar las pechugas por la harina y de ahí a una sartén caliente con aceite para freir las hamburguesas de pollo. Cuando estén bien crujientes las podemos sacar y de ahí a nuestro pan. El pan lo podemos complementar con mayonesa, lechuga, tomate, queso y bacon. Esto siempre al gusto de cada uno.

Ingredientes

  • Pechugasde pollo
  • panes para hamburguesa con semilla de sésamo
  • huevo
  • agua
  • harina
  • cebolla en polvo
  • lechuga
  • tomate
  • mayonesa
  • bacon
  • queso

Brochetas de pollo y queso

Seguimos proponiéndoos platos sencillos y divertidos para hacer con los más pequeños. Hoy os proponemos estas brochetas de pollo y queso que harán las delicias de toda tu familia. El hecho de que el plato se presente en brochetas le da un toque divertido y desenfadado para convertir una cena en un cocktail desenfadado.

Preparación de las brochetas de pollo y queso

brochetas-de-pollo

Lo primero que necesitamos para realizar esta receta de pollo es unos palos de madera para las brochetas. En cualquier tienda de alimentación puedes encontrar estos palos de madera. Es importante que media hora antes de empezar a hacer la receta los pongas en agua para que no se quemen en el fuego. Al mismo tiempo pon en un bol el pollo, limón y aceite de oliva para que vaya cogiendo sabor.

Pasado este tiempo coge la brocheta y ves añadiendo el pollo, el queso y el oregano. De forma que nunca queden dos trozos de pollo seguidos. En una sartén que no se pegue y con el fuego caliente ves pasando cada parte de la brocheta. Con 2 minutos por cada parte es más que suficiente.

Y listo! Ya tienes tus brochetas de pollo para comer, cenar o tomártelas cuando quieras. Nosotros hemos añadido unas hojas de orégano pero tu puedes añadir la verdura que quieras o el ingrediente que más te apetezca.

  • hojas de orégano
  • 250 g de queso de cabra cortado en cubos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 pechugas de pollo cortadas en cubos
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada de zumo de limón