Macarrones con pollo

Hoy veremos cómo hacer macarrones con pollo, un plato que gustará a todo el mundo y además muchas dietas lo aceptarán. Si estamos a dieta y no queremos dejar de comer pasta podemos optar por hacerla de forma diferente. Lo normal es hacerla con carne picada que suele llevar bastante grasa pero también se pueden hacer con atún o  como receta de pollo.  Es un plato muy sencillo de preparar, además.

Preparación de macarrones con pollo

macarrones con pollo

Comenzamos poniendo una olla con agua y lo dejamos hasta que comience a hervir. En ese momento ponemos los macarrones y los dejamos el tiempo que indique el fabricante en el paquete. Hay gente que añade un poco de sal, otros un poco de aceite… al gusto. Yo siempre añado un poco de sal, será por tradición pero a mi me saben mejor si añado sal en la cocción.

Nos ponemos ahora con el pollo, partimos la pechuga en trozos y salpimentamos. Mejor partirlos en trozos pequeños para poder pinchar mejor estos macarrones con pollo. Las doramos en una sartén con aceite de oliva. Una vez que los macarrones estén listos, los escurrimos y los ponemos en una fuente. Añadimos el pollo y el queso rallado por encima. Si no estás a dieta también podemos añadir un poco de bechamel antes del queso.

Encendemos el horno y ponemos los macarrones a unos 180º, los dejamos hasta que el queso se haya dorado y esté crujiente. Retiramos y servimos en platos individuales repartiendo por igual la parte del queso.

Ingredientes

  • Macarrones
  • Pechuga de pollo
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal
  • Bechamel (opcional)

Esperamos prueben ésta receta de pollo de Macarrones con pollo y nos cuenten que tal les pareció!

Pollo al ajillo

Si os gusta el ajo seguro que este plato de pollo al ajillo os va a encantar. La verdad es que cualquier carne o pescado combina genial con el “ajillo”, pero el pollo al ser una carne blanca combina de una forma única dando muchísimo sabor a este plato.

Preparación del pollo al ajillo

pollo-al-ajillo

La preparación del pollo al ajillo es muy sencilla, sobre todo si compramos en la tienda la esencia de ajo y perejil de la marca que más te guste. Esto dará al plato un sabor parecido al de un guiso cocido durante mucho más tiempo pero cocinado en sólo unos minutos gracias a estas esencias que puedes encontrar en cualquier tienda de alimentos o grandes superficies.

Lo primero que tenemos que hacer es trocear el pollo, intenta que sean lo más igualados posibles para que todos se hagan por igual. Por una sartén o cazuela en el fuego y pon aceite para freír el pollo. Cuando el pollo esté bien dorado añade el ajo partido en laminas y déjalo en el fuego al mínimo durante unos quince minutos.

Mueve la sartén o cazuela cada poco tiempo y añade ahora las esencias de ajo y perejil que comentábamos antes. Una alternativa es añadir algo más de aceite, perejil picado y un poco más de ajo y dejar cocinar un poco más de tiempo. Cuando veas que el pollo está listo y ha cogido todo el aroma del ajo y el perejil puedes retirar del fuego y servir de forma individual o en una fuente.

Ingredientes del pollo al ajillo

  • Un pollo partido en trozos
  • Ajos
  • Aceite de oliva
  • perejil
  • Esencia de ajo y perejil

Sandwich de tres pisos

Hoy vamos a elaborar un sandwich de pollo algo especial y muy muy rico. Se trata de un sandwich de tres pisos que lleva ingredientes saludables y que en un sólo bocado te aportarán varios nutrientes. Por no hablar del sabor, sólo con ver la foto ya te apetece comerlo.

Preparación de un sandwich de tres pisos

sandwich-de-tres-pisos

Lo primero que tenemos que hacer para preparar este sandwich de pollo es preparar el pollo. Para ello ponemos en una sartén un poco de aceite y salpimentamos el pollo. En esa misma sartén podemos cocinar el bacon para que se vaya dorando.

Tostamos el sandwich y en la primera capa añadimos el pollo, el bacon y una lámina de queso que se irá gratinando con el calor de la pechuga y el bacon. Tápalo con otra rebanada y en la parte superior añade tomate troceado o ketchup, lechuga y un huevo duro partido en rodajas. Ahora ya puedes poner la tapa de arriba. Si te gusta la mayonesa puede añadir a esta parte una cucharada para potenciar el sabor. Le damos la vuelta para poner la parte de la carne arriba y ya tendremos nuestro sandwich de tres pisos de pollo.

Podemos acompañar con unas patatas fritas o si queremos que sea saludable una zanahoria rallada. También puedes añadir más lechuga y tomate para hacer una ensalada.

Ingredientes

  • Un filete de pollo
  • Tres rebanadas de pan de molde
  • Un huevo duro
  • Una loncha de queso cheddar
  • Una-dos hojas de lechuga
  • Medio tomate
  • os lonchas de bacon
  • Sal
  • Pimienta