Ensalada de pollo, pasta y maní

¿Quieres probar una receta de pollo diferente?

ensalada-de-pollo-pasta-y-maniSi tu respuesta es sí, tal vez también estarás pensando que el hecho de probar “platos nuevos” puede requerir de ingredientes difíciles de hallar.

Hoy comprobarás que ello es falso, y lo harás al descubrir ésta ensalada de pollo, pasta y maní.

Esta receta es una delicia que descubrí este fin de semana, y al hacerlo solo puede pensar en todos ustedes y en las ganas que tenía de compartir ésta preparación con mis lectores.

Espero les guste esta receta de pollo con maní!

Ingredientes para hacer ensalada de pollo, pasta y maní

  • Pechuga de pollo 1
  • Pasta tipo mostachol 250 g
  • Hojas verdes variadas 1 puñado
  • Maní frito salado 4 cucharadas
  • Pimiento rojo un cuarto
  • Ajo y perejil picado 1 cucharada pequeña
  • Sal, aceite, vinagre de manzana y pimienta a gusto

Como hacer una ensalada de pollo, pasta y maní

El primer paso de esta receta de pollo será cocinar la pasta al dente en abundante agua salada, escurrir y cortar la cocción con agua fría. Dejar enfriar por completo.

En una sartén colocar una cucharada de aceite y cocinar la pechuga de pollo con una pizca de pimienta hasta que este bien dorada y perfectamente cocida. Cortar en trozos medianos y reservar.

En un recipiente amplio mezclar la pasta cocida y fría junto con la pechuga de pollo, agregar el mix de hojas verdes frescas y el pimiento rojo picado en pequeños trocitos, por último agregar el maní frito y salado (preferiblemente entero).

En un pequeño recipiente mezclar el ajo y el perejil picado con una pizca de aceite, sal, pimienta y vinagre de manzana, mezclar muy bien hasta emulsionar.

Condimentar la ensalada con el aderezo que acabamos de preparar. De este modo habremos obtenido un plato completo, con texturas diferentes, mucho sabor y totalmente nutritivo, ideal para los almuerzos de verano.

¿ Qué te pareció esta receta de pollo ?

Ensalada de pollo picante

A la vida hay que ponerle sabor y que mejor forma de hacerlo que preparando en casa ésta deliciosa ensalada de pollo picante.

Ensalada de pollo picante

Las ensaladas con pollo son una opción muy saludable, puesto que nos permite incorporar vegetales variados a nuestra dieta con el plus de las proteínas del pollo, una carne magra llena de nutrientes.

Pero para darle una vuelta de rosca a las tradicionales ensaladas hoy te propongo una variante audaz: pollo picante para ensaladas irresistibles.

Ingredientes para hacer ensalada de pollo picante

  • Pechuga de pollo 1
  • Rúcula y lechuga a gusto
  • Pepino 1
  • Nueces 10 unidades
  • Tomates cherry 10 unidades
  • Manzana verde media pieza
  • Vinagre balsámico, aceite de oliva, y jugo de limón a gusto
  • Chile picante 1 pequeño
  • Pimienta de cayena
  • Pimienta negra
  • Sal

Ensalada con pollo picante

Se trata de una ensalada fría por ello comenzaremos por cocinar la pechuga para que ésta pierda toda su temperatura antes de incorporarla a la ensalada.

Para ello comenzaremos cortando la pechuga a lo largo como si quisiéramos hacer bifes.

A continuación la vamos a condimentar con sal, pimienta negra y pimienta de cayena por todos sus lados.

En una sartén colocar dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté bien caliente cocinar el pollo hasta que este dorado, unos momentos antes de terminar la cocción incorporar el chile picado bien pequeño.

Retirar del fuego y dejar enfriar.

En un recipiente amplio colocar las hojas frescas de rúcula y lechuga cortadas de manera grosera, incorporar las nueces, la manzana en cubos y los tomates cherry en mitades.

En un pequeño recipiente prepararemos el aderezo, para ello vamos a mezclar una cucharada de vinagre balsámico, dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen, una pizca de jugo de limón, sal y pimienta a gusto. Reservar.

Para obtener una mejor textura en nuestra ensalada picante con pollo desmenuzar la pechuga con las manos, para lograr trozos irregulares.

Agregar el pollo a los vegetales y condimentar con el aderezo preparado anteriormente.

De este modo hemos conseguido una deliciosa y saludable ensalada con pollo picante. ¿Que les pareció la receta?

Ensalada de pollo, manzanas y lechuga

Te presento una receta de pollo muy interesante y saludable:

Ensalada de pollo, manzanas y lechugaPrepararemos juntos una ensalada de pollo, manzanas y lechuga completamente deliciosa.

Si te cuesta lograr que los pequeños del hogar consuman verduras esta receta de ensalada de pollo, manzanas y lechuga puede ser una opción interesante para que consigas que coman sano sin problemas:

Esta es una ensalada con pollo a la que nadie se resiste, además si tienes que comer fuera de casa este es un menú muy sano y apetecible que puedes preparar para llevar al trabajo.

Ingredientes para hacer ensalada de pollo, manzanas y lechuga

  • Pollo 400 g
  • Lechuga fresca 1 planta
  • Manzanas rojas 2
  • Zanahorias 2
  • Cebolla media unidad
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite neutro y vinagre de manzana en cantidad necesaria
  • Miel 1 cucharadita

Como hacer una ensalada con pollo, manzanas y lechuga

Como se trata de una ensalada con pollo fría comenzaremos por cocinar la carne del pollo, para ello la vamos a cortar en pequeños dados y los vamos a condimentar con abundante pimienta negra recién molida y una pizca de sal.

Colocar una sartén al fuego y agregar una pizca de aceite, saltear allí el pollo hasta que este perfectamente dorado y cocido en su interior, dejar enfriar y reservar.

Lavar muy bien las verduras y escurrir. Rallar la zanahoria en finas tiras largas, picar la cebolla, cortar la lechuga en trozos grandes y las manzanas en daditos, colocar todos estos ingredientes dentro de un bowl y agregar el pollo cocido ya frío.

En un pequeño recipiente prepararemos la vinagreta colocar allí 1 cucharada de vinagre, la miel, 1 cucharada de aceite, sal y pimienta, mezclar muy bien todos estos ingredientes y condimentar la ensalada.

Si no vas a tomar enseguida la ensalada puedes guardar las vinagreta en un pequeño recipiente hermético y reservarla hasta el momento de consumir, esto hará que los vegetales no pierdan su textura por el contacto con el vinagre.