Albóndigas de pollo y queso de cabra

El pasado fin de semana, mi amiga Mary nos invitó a almorzar a su casa con su esposo.

Albóndigas de pollo y queso de cabra

Nos preparó unas deliciosas albóndigas de pollo con queso de cabra, que inmediatamente terminada la comida le pedí la receta de pollo para poder compartirla con todos ustedes.

Esta receta de albóndigas de pollo rellenas es una delicia, para chuparse los dedos!!

Mary me confesó que se trata de una receta familiar, pero no dudo en compartírmela.

Ingredientes para hacer albóndigas de pollo rellena de queso de cabra

  • Pechugas de pollo 3
  • Huevos 2
  • Harina de trigo en cantidad necesaria
  • Queso de cabra 200 g
  • Perejil fresco picado 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria

Receta de albóndigas de pollo con queso de cabra

Lo primero que mi amiga Mary hace para preparar esta receta de pollo es congelar las pechugas de pollo durante unos 30 a 40 minutos, ya limpias, es decir sin grasa y sin piel.

Al estar un poco más firmes será mucho más sencillo procesarlas, para obtener una carne molida muy pareja y suave.

Con la pechuga ya procesada estamos en condiciones de comenzar a condimentar con sal, pimienta y perejil fresco picado.

Luego vamos a incorporar una clara de huevo para mejorar el ligue de las albóndigas y también dos cucharadas de harina de trigo, amasar muy bien hasta lograr una masa de textura homogénea.

Cortar el queso de cabra en pequeños cubitos que utilizaremos para rellenar las albóndigas, tomar una porción de la masa preparada en el paso anterior, colocar en el centro un trocito de queso y cerrarlo muy bien.

Repetir esta operación hasta acabar con toda la masa de las albóndigas.

Batir la yema y el huevo restantes con una pizca de sal y pimienta, pasar cada una de las albóndigas por el huevo batido y luego por harina, retirando todo el excedente de harina.

En una sartén anti adherente colocar una o dos cucharadas de aceite de oliva y cocinar las albóndigas a fuego suave hasta que estén doradas y perfectamente hechas.

Ten precaución de no moverlas demasiado al comienzo de la cocción para evitar que se desarmen, cuando vayas viendo que se doran puedes ir moviendo las albóndigas para que se cocinen de manera pareja. y Listo!

Mi amiga acompañó estas deliciosas albóndigas de pollo con queso de cabra con una milhojas de papa, el almuerzo fue todo un éxito!

Albondigas de pollo y cerdo

Queridos lectores y amantes de las recetas de pollo caseras, ricas y sencillas, hoy les traigo una preparación irresistible!

Albondigas de pollo y cerdo

Les quiero enseñar a cocinar son éstas deliciosas albóndigas de pollo y cerdo, que podemos cocinar en sartén o dentro de una riquísima salsa de tomate.

Si quieres descubrir de que se trata, acompáñame a conocer todo lo que precisamos para preparar esta receta de albóndigas de pollo y cerdo.

Ingredientes para hacer albóndigas de pollo y carne de cerdo

  • Carne de pollo 400 g
  • Carne de cerdo magra 400 g
  • Cebolla blanca 1 pequeña
  • Huevo 1
  • Pan rallado media taza
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Receta de albóndigas de carne de pollo y cerdo

Lo primero que tenemos que hacer para preparar esta deliciosa e irresistible receta de albóndigas de pollo y cerdo es procesar muy bien las dos carnes para desmenuzarlas por completo.

Si tienes una procesadora puedes hacer este paso en casa, sino deberás pedirle ayuda a tu carnicero de confianza para que te pique ambos cortes de carne.

Con las dos carnes listas sólo restará agregarle los condimentos: sal, nuez moscada y pimienta, el huevo ligeramente batido, la cebolla cruda picada pequeñita y el pan rallado.

Ahora es momento de ensuciarnos las manos, puesto que tenemos que amasar durante al menos unos tres o cuatro minutos la preparación, para lograr que la masa sea pareja y luego no se desarme en la cocción.

Terminado el paso de amasar, debemos realizar pequeñas albóndigas, el tamaño de las mismas dependerá del uso queramos hacer de ellas, puesto que si las vamos a cocinar en salsa seguramente las haremos un poco más grandes.

En cambio si queremos tomarlas como parte de una picada para una cerveza es preferible que sean más pequeñitas, como del tamaño de un bocado.

Repetir esta operación hasta acabar con toda la preparación.

En cuanto a la cocción de nuestras albóndigas de pollo y cerdo podemos optar entre diferentes opciones, la más sencilla es cocinarlas con una pizca de aceite de oliva en una sartén por todos sus lados hasta que estén doradas en el exterior y perfectamente cocidas en el interior.

También podemos cocinarlas dentro de una salsa de tomate durante unos 20 minutos a fuego medio.

Así de sencillo es como logramos unas deliciosas albóndigas de cerdo y pollo caseras, espero te animes a probar esta receta tan sencilla.

Albóndigas de pollo

Aquí vamos a aprender hoy como preparar unas deliciosas albóndigas de pollo, una preparación ideal para acompañar un buen plato de pastas caseras o una porción de papas fritas.Albóndigas de pollo

Esta es otra de las recetas de pollo que podemos preparar en casa en cuestión de unos pocos minutos.

Las albóndigas provienen de la cocina árabe, siendo un claro ejemplo de cómo esta cocina se extiende alrededor del mundo.

Las albóndigas se preparan en casi todos los países con diferentes variaciones a la receta tradicional, de acuerdo a los productos que pueden encontrarse.

Cocinaremos estas albóndigas con carne de pollo acompañadas de una exquisita salsa de tomate, una combinación irresistible que rinde cuatro porciones.

Ingredientes para cocinar albóndigas de pollo

  • Carne de pollo picada 800 g
  • Leche entera 250 cm³
  • Ajo 2 dientes
  • Huevo 1
  • Miga de pan 100 g
  • Cebolla 1
  • Tomates 6
  • Pimiento rojo 1
  • Zanahorias 2
  • Vino blanco 1 vaso
  • Agua 1 vaso
  • Harina en cantidad necesaria
  • Sal, pimienta, aceite de oliva y perejil picado a gusto

Pasos detallados para hacer albóndigas de pollo

Lo primero que haremos para cocinar albóndigas de pollo caseras es humectar la miga de pan en la leche, reservar.

Mientras comenzaremos a preparar la salsa de tomate con la cual vamos acompañar nuestras albóndigas de pollo. Para ello picar la cebolla, el ajo, el pimiento morrón y saltearlos con un poco de aceite en una cacerola profunda. Rallar la zanahoria e incorporarlas al salteado, una vez que estos vegetales hayan transparentado incorporar vino blanco, cocinar durante algunos minutos, sazonar con sal y pimienta.

Una vez que el alcohol del vino blanco se haya evaporado agregar los tomates previamente triturados, continuar la cocción hasta obtener la consistencia deseada en esta salsa de tomate.

Con la miga de pan ya humectada en la leche, incorporar la carne de pollo picada y el huevo, unir muy bien estos ingredientes hasta lograr una masa homogénea. Realizar las pequeñas albóndigas y pasar cada una de ellas por harina. Cocinarlas en una sartén con aceite de oliva hasta dorar, incorporarlas luego a la salsa de tomate realizada en el primer paso, será allí donde terminaremos la cocción de las albóndigas de pollo caseras.

Así de sencillo es como aprendimos a cocinar albóndigas de pollo, recuerda que puedes acompañarlas con la guarnición que más te guste, pon en práctica ésta receta y no dudes en comentar si te resultó fácil de preparar.