Albóndigas de pollo y queso de cabra

El pasado fin de semana, mi amiga Mary nos invitó a almorzar a su casa con su esposo.

Albóndigas de pollo y queso de cabra

Nos preparó unas deliciosas albóndigas de pollo con queso de cabra, que inmediatamente terminada la comida le pedí la receta de pollo para poder compartirla con todos ustedes.

Esta receta de albóndigas de pollo rellenas es una delicia, para chuparse los dedos!!

Mary me confesó que se trata de una receta familiar, pero no dudo en compartírmela.

Ingredientes para hacer albóndigas de pollo rellena de queso de cabra

  • Pechugas de pollo 3
  • Huevos 2
  • Harina de trigo en cantidad necesaria
  • Queso de cabra 200 g
  • Perejil fresco picado 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria

Receta de albóndigas de pollo con queso de cabra

Lo primero que mi amiga Mary hace para preparar esta receta de pollo es congelar las pechugas de pollo durante unos 30 a 40 minutos, ya limpias, es decir sin grasa y sin piel.

Al estar un poco más firmes será mucho más sencillo procesarlas, para obtener una carne molida muy pareja y suave.

Con la pechuga ya procesada estamos en condiciones de comenzar a condimentar con sal, pimienta y perejil fresco picado.

Luego vamos a incorporar una clara de huevo para mejorar el ligue de las albóndigas y también dos cucharadas de harina de trigo, amasar muy bien hasta lograr una masa de textura homogénea.

Cortar el queso de cabra en pequeños cubitos que utilizaremos para rellenar las albóndigas, tomar una porción de la masa preparada en el paso anterior, colocar en el centro un trocito de queso y cerrarlo muy bien.

Repetir esta operación hasta acabar con toda la masa de las albóndigas.

Batir la yema y el huevo restantes con una pizca de sal y pimienta, pasar cada una de las albóndigas por el huevo batido y luego por harina, retirando todo el excedente de harina.

En una sartén anti adherente colocar una o dos cucharadas de aceite de oliva y cocinar las albóndigas a fuego suave hasta que estén doradas y perfectamente hechas.

Ten precaución de no moverlas demasiado al comienzo de la cocción para evitar que se desarmen, cuando vayas viendo que se doran puedes ir moviendo las albóndigas para que se cocinen de manera pareja. y Listo!

Mi amiga acompañó estas deliciosas albóndigas de pollo con queso de cabra con una milhojas de papa, el almuerzo fue todo un éxito!

Tarta de pollo ahumado

Esta es una receta de pollo bastante diferente a las que se compartir comúnmente: Te voy a sorprender con esta tarta de pollo ahumado.

Tarta de pollo ahumadoSi quieres darle una vuelta de tuerca a las tradicionales recetas de tarta de pollo, puedes hacerlo con esta versión súper deliciosa y perfumada.

Aunque su nombre pueda hacerla parecer complicada, esta receta de tarta de pollo ahumado es muy fácil de hacer, y te invito a descubrir los pasos a continuación.

Ingredientes para hacer tarta de pollo ahumado

Para la masa:

  • Harina de trigo común 250 g
  • Manteca 125 g
  • Huevo 1
  • Sal una pizca
  • Orégano una cucharadita
  • Agua fría en cantidad necesaria

Para el relleno:

  • Muslos de pollo 4
  • Pimiento rojo 2
  • Ajo 1 cabeza
  • Cebolla 1
  • Humo líquido 1 cucharada
  • Cerveza negra un vaso pequeño
  • Sal y pimienta a gusto
  • Queso mozzarella 250 g
  • Huevos 3

Como hacer tarta de pollo ahumado

Lo primero será preparar la masa, puesto que la misma debe descansar en la heladera antes de poder estirarla para forrar la tartera.

En una procesadora colocar la harina, la manteca fría, el huevo, la sal y el orégano junto con dos o tres cucharadas de agua fría, procesar muy bien hasta lograr un bollo de consistencia homogénea.

Envolver en papel film y dejar reposar en la heladera por 30-40 minutos.

Mientras la masa descansa vamos a cocinar los ingredientes del relleno de esta deliciosa tarta de pollo.

Para ello mezclar la cerveza negra junto con el humo líquido, y una pizca de sal y pimienta. Reservar.

En una parrilla tradicional o en la parrilla del horno colocar los muslos de pollo y untarlos con el preparado del paso anterior.

Cocinar a fuego fuerte hasta que esté completamente dorado y crujiente, recuerda seguir untando el pollo durante la cocción para que tenga mejor sabor. En la parrilla del horno también colocar los pimientos, la cebolla y la cabeza de ajo con la piel envuelta en papel aluminio para dorarlos y cocinarlos.

Terminada la cocción de todos los ingredientes vamos a desmenuzar y picar el pollo, y también vamos a picar los vegetales (todo ya frío), mezclar esto con los 3 huevos, la mozzarella rallada, sal y pimienta. Reservar.

Estirar la masa y forrar una tartera previamente aceitada, colocar el relleno y cocinar en horno a temperatura media por aproximadamente unos 35-40 minutos.

Así tendrás lista ésta deliciosa tarta de pollo ahumada que te aseguro te va a encantar.

Empanadas de pollo aptas para celíacos

Hoy he decidido retomar las recetas de pollo aptas para celíacos, puesto que llevo un tiempo sin compartir variantes para aquellos que no pueden comer gluten.

Empanadas de pollo aptas para celíacos

Te quiero enseñar a hacer empanadas de pollo apta para celíacos, una receta deliciosa y al alcance de todos.

El principal obstáculo a la hora de hacer recetas de empanadas de pollo aptas para celíacos es encontrar unas tapas de empanadas sin gluten.

Por ello te propongo esta alternativa, que espero te resulte tan bien como a mi.

Ingredientes para hacer empanadas de pollo aptas para celíacos

Para la masa:

  • Manteca 40 g
  • Fécula de mandioca media taza
  • Almidón de maíz un taza
  • Leche en polvo una taza
  • Sal 1 cucharadita
  • Chuño (agua 100 cm³ y una cucharada sopera de fécula de mandioca)
  • Aparte, otro tanto de Almidón de maíz para enharinar la mesada y estirar la masa.

Para el relleno:

  • Carne de pollo cocida y picada 2 tazas
  • Cebolla blanca 1
  • Pimiento rojo media unidad
  • Queso crema 4 cucharadas
  • Queso parmesano rallado 4 cucharadas
  • Sal, pimienta y pimentón a gusto

Como hacer empanadas de pollo aptas para celíacos

Vamos a preparar el relleno en primer lugar para que el mismo se enfríe por completo antes de utilizarlo.

En una sartén saltear la cebolla y el pimiento picados pequeños hasta transparentar, luego agregar la carne de pollo cocida y picada junto con el queso parmesano y el queso crema, condimentar con sal, pimienta y pimentón dulce a gusto.

Mezclar muy bien y dejar enfriar por completo.

Para la masa lo primero que haremos será el chuño y para ello debemos colocar en una pequeña cacerola el agua y la fécula de mandioca, mezclar hasta disolver y luego cocinar a fuego medio hasta lograr una especie de engrudo transparente, que servirá para darle elasticidad a la masa.

Dejar entibiar. Es importante que esto lo preparemos unos momentos antes de realizar la masa puesto que debe estar tibio al utilizarlo.

En un recipiente amplio mezclar la fécula de mandioca, el almidón de maíz, la leche en polvo y la manteca, mezclar bien estos ingredientes.

Realizar un pequeño orificio en el centro para formar una corona y agregar allí el chuño tibio y la sal, comenzar a tomar la masa desde el centro hacia afuera y en caso de ser necesario puedes agregar una pizca de agua.

Colocar la masa dentro de un recipiente y taparla con un lienzo húmedo, dejaba reposar por aproximadamente unos 30 minutos.

Enharinar muy bien la mesada y estirar la masa delgada, cortar los discos del tamaño deseado y rellenar con el preparado del paso anterior, humedecer ligeramente los bordes y cerrar muy bien cada una de las empanadas.

Pintar con huevo batido y cocinarlas en horno a temperatura media hasta que estén bien doradas.

Esta masa de tapas de empanadas para celíacos puedes conservarla en la heladera durante el día, o cortarlas y freezarlas para usarlas más adelante.