Tortilla de pollo y espinacas

Las tortillas de pollo son siempre una muy buena opción, puesto que son económicas y nos pueden llegar a ser útiles para preparar recetas con restos de pollo cocido de preparaciones anteriores.

Tortilla de pollo y espinacasEn esta ocasión te quiero mostrar una receta sencilla para hacer tortilla de pollo y espinacas, ya que la combinación de estos dos ingredientes para un sabor muy agradable.

Esta es una receta de pollo que puedes tener preparada con antelación, ideal para llevar al trabajo, o para que los niños lleven a la escuela.

Acompáñame para descubrir como preparo esta deliciosa tortilla de espinacas y pollo.

Ingredientes para hacer tortilla de pollo y espinacas

  • Espinacas frescas 1 atado grande
  • Pollo cocido 1 taza grande
  • Huevos 5
  • Queso rallado 1 pocillo
  • Cebolla blanca 1 mediana
  • Ajos 4 dientes
  • Sal, pimienta y nuez moscada una pizca
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria

Como hacer tortilla de pollo y espinacas sin horno

Como verás en la descripción de la receta te muestro como hacer una tortilla jugosa sin horno, y lo primero que vamos hacer será lavar muy bien las espinacas y aplicarlas groseramente.

En una sartén amplia saltear dos dientes de ajo picados pequeños junto con la cebolla blanca picada hasta que estén transparentes.

Agregar sal, pimienta y una pizca de nuez moscada. Incorporar en la sartén las hojas de espinaca previamente lavadas y muy bien escurridas.

Tapar la sartén y cocinar a fuego fuerte, moviendo la preparación hasta que las espinacas estén algo tiernas. Retirar del fuego y dejar enfriar.

En un recipiente amplio batir muy bien los huevos y mezclar con el pollo cocido (puedes emplear pollo hervido, pollo al horno, pollo asado, o cualquier otro tipo de cocción que hayas utilizado para el pollo siempre y cuando no vaya acompañado de salsas), agregar también el queso rallado, el salteado de vegetales y mezclar muy bien.

Colocar una sartén anti adherente al fuego y agregar la pizca de aceite de oliva o manteca, humectar muy bien la base y luego incorporar el preparado de la tortilla.

Tapar la sartén y cocinar a fuego suave hasta observar cómo el huevo comienza a coagular y la base de la tortilla se dora.

Alcanzado este punto girar la tortilla y cocinar por el otro lado hasta que también se ponga bien dorada.

Recuerda que es importante realizar una cocción suave para que el huevo se cocine muy bien en el interior de la tortilla, el resto de los ingredientes ya están cocidos, por lo que sólo debemos cocinar muy bien el huevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.