Pollo al oporto

Nos vamos hasta Portugal en nuestra receta de pollo diaria para hacer una comida fruto de una combinación perfecta, la que le da el vino oporto al pollo. Si quieres degustar esta combinación única toma nota y disfruta de este pollo al oporto.

Elaboración del pollo al oporto

pollo-oporto

Para la elaboración del pollo al oporto elegimos una cazuela grande donde nos quepa bien la cantidad de pollo y se pueda hacer la salsa, el elemento estrella de este plato. En la cazuela añadimos aceite de oliva y una cebolla bien cortada en trozos pequeños. La sofreímos poco a poco.

El pollo se prepara con sal y pimienta y se echa a la cazuela. Déjalo un poco que dore junto al aceite de oliva y la cebolla. Ahora es el momento de las especies, según el gusto de cada uno, y por último añadimos el vino de Oporto. Dejamos reducir nuestro pollo y cuando haya pasado el mita de tiempo de cocción añadimos el tomate triturado y algo de agua.

Ya solo queda esperar a que la salsa empiece a tomar cuerpo. Cuando esté a nuestro gusto podemos retirar la cazuela del fuego y dejarla reposar unos minutos antes de servir. Como truco les recomiendo echar una cucharada de canela al pollo justo cuando añadimos el resto de especies, le dará un toque único.

Ingredientes para 4 personas

  • Una Cebolla
  • 1 Pollo partido en trozos
  • Tomate triturado
  • Tomillo
  • 200 cl agua
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Canela
  • 200 cl vino de Oporto
  • Aceite

Caldo de pollo

Tras ver varias recetas de pollo frito hoy toca ver una receta totalmente distinta pero muy sabrosa. Se trata del tradicional caldo de pollo casero. El caldo como lo hacía tu madre y que no faltaba en ninguna mesa durante los meses de invierno. Elaborar un caldo de pollo casero es muy sencillo más si cuentas con nuestra guía paso a paso.

Elaboración del caldo de pollo

caldo-de-pollo

En una olla bastante grande introducimos un pollo entero. Asegúrate que está bien lavado y sin plumas ni restos de sangre. Añade ahora 4 litros de agua para que el pollo quede bien cubierto y sube el fuego para que llegue a ebullición (que el agua empiece a burbujear)

Añade ahora todas las verduras de la receta, peladas y limpias para que no haya restos de insectos o productos químicos que se suelen usar en la agricultura. Añade también la sal, la pimienta y el perejil. Como truco y para darle un toque único, yo siempre que hago caldo de pollo, añado un toque de tomillo fresco.

Cocinar durante una hora y media a fuego lento. La paciencia es la única complicación de este caldo de pollo. A medida que se va cocinando el pollo, se va formando una espuma en la superficie que hay que ir quitando con una cuchara.

Pasado ese tiempo ya estará pronto para comer y disfrutar. Puedes tomar el caldo de la sopa directamente como queda al finalizar la receta, o puedes licuar los ingredientes para obtener una sopa con consistencia más homogénea y cremosa. Como más te guste.

Ingredientes para 3 litros

  • Un pollo
  • 2 nabos
  • 3 zanahorias
  • un puerro
  • una patata
  • apio verde
  • calabaza pelada
  • una hoja de laurel
  • pimienta negra
  • sal
  • perejil

Pollo frito con ajos

Una de las especialidades de la cocina española es el pollo frito con ajos. El toque que le da el vino blanco a este plato hace que sea un habitual de las mesas de toda España. Si estás interesado en saber cómo se hace este pollo frito con ajos típico de España sigue leyendo nuestra receta de pollo de hoy.

Preparación del pollo frito con ajos

pollo-frito-con-ajos

A diferencia de otros pollos fritos, este no se reboza y se fríe directamente con la piel para que se quede dorada y llena de sabor. La preparación de este plato es bastante sencillo y tan sólo tenemos que tener el pollo partido en trozos para comenzar la receta. Lo ideal es partir la pechuga en trozos más pequeños y dejar las alas y los muslos sin trocear.

En una sartén añadimos aceite de oliva, pimienta en grano, ajos tiernos y una hoja de laurel. Cuando el aceite coja temperatura añadimos el pollo. Echamos un chorreón de vino blanco y dejamos que se vaya haciendo el pollo. Añadimos sal y en los últimos minutos de la cocción subimos la temperatura al fuego para que se dore el pollo. Retiramos y lo servimos con el caldo y pan europeo para poder mojar y disfrutar de este manjar que se ha creado con el aceite, el vino, el laurel, la pimienta y el toque del pollo.

Ingredientes

  • Pollo en trozos
  • Una hoja de laurel
  • Pimienta en grano
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco de mesa
  • Ajos tiernos