Alitas de pollo al horno caramelizadas

Alitas de pollo al horno caramelizadas¿A quién no le gustan las alitas de pollo caramelizadas?

Esta es una de las mejores formas que podemos preparar comidas con alas de pollo.

Otra ventaja de esta preparación es que las vamos a hacer en el horno, evitando así las frituras, para todos aquellos que quieren tener una dieta un poco más saludable y balanceada.

Pero no te dejes engañar, el sabor de estas alitas de pollo caramelizadas al horno no tiene nada que envidiarle a unas alitas fritas, te lo aseguro.

Ingredientes para hacer alas de pollo al horno caramelizadas

  • Alas de pollo 1 kilo
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo en polvo 2 cucharaditas
  • Pimentón dulce 2 cucharaditas
  • Nuez moscada una pizca
  • Salsa barbacoa 1 taza
  • Miel de abejas 1 pocillo
  • Papel manteca o papel aluminio en cantidad necesaria

Receta de alitas de pollo caramelizadas al horno

Lo primero que vamos a hacer es dividir las alitas por las dos coyunturas, y vamos a descartar la punta más fina, ya que es la que menos carne tiene.

A continuación vamos a colocar todas las alitas con su piel en un recipiente amplio y las vamos a condimentar con pimienta negra recién molida, sal, nuez moscada, ajo en polvo y el pimentón dulce, con las manos mezclar bien para que todas las alitas se cubran de los condimentos.

Dejar reposar en la heladera tapado con un film por al menos una hora, también puedes dejarlo toda la noche anterior, ello les dará mejor sabor.

Luego vamos a colocar las alitas en una bandeja de horno con papel manteca o papel aluminio, dejando algo de separación entre una alita y otra, para que las mismas se doren por todos sus lados tras la cocción.

Cocinar en horno a temperatura máxima hasta que estén perfectamente hechas hasta el hueso, puedes corroborar el punto de cocción clavando un cuchillo y viendo que el jugo que despiden es de color transparente.

Terminada la primera parte de la cocción vamos a retirar todas las alitas de pollo del horno para colocarlas en un recipiente junto con la salsa barbacoa y la miel mezcladas, untar muy bien las alitas en este preparado y volver a colocarlas sobre la bandeja de horno con papel manteca o papel aluminio.

Cocinar por otros cinco a 10 minutos a fuego fuerte hasta que estén caramelizadas, crujientes y totalmente apetitosas.

¿Que opinas de esta receta de alitas de pollo al horno? Me encantaría conocer tu opinión a través de los comentarios.

Pollo en salsa de pepino y yogur

Aprendamos a cocinar una receta de pollo en salsa livianita y muy refrescante, ideal para disfrutar entre semana sin sentirnos pesados y sin la necesidad de incorporar demasiadas calorías a nuestra dieta.Pollo en salsa de pepino y yogur

Esta es una receta de pollo en salsa de pepino y yogur muy fácil de hacer, ya que vamos a emplear pechugas de pollo que se cocinan en tan sólo unos pocos minutos.

Si me acompañas descubrirás que este pollo en salsa de pepino y yogur es económico, delicioso y diferente a lo que estamos acostumbrados a comer a diario. ¿Te animas a darle una oportunidad?

Ingredientes para hacer pollo en salsa de pepino y yogur

  • Pechugas de pollo 4
  • Yogur natural 2 tazas
  • Pepino 1
  • Menta fresca picada 2 cucharadas
  • Perejil picado 2 cucharadas
  • Comino una pizca
  • Sal y pimienta en cantidad necesaria
  • Aceite vegetal 2 cucharadas

Como hacer pechugas de pollo en salsa de yogur y pepino

Esta es una receta que nos recuerda a la cocina griega, por la incorporación de yogur natural principalmente, pero también por la utilización de menta y pepino, tres ingredientes que juntos dan un resultado delicioso.

El primer paso de esta receta de pechugas de pollo con salsa de yogur es quitarle la piel a las pechugas y toda la grasa excedente.

A continuación cortar por la mitad de manera longitudinal para lograr bifes algo más delgados (aunque si lo prefieres también puedes cocinar las pechugas enteras).

Condimentar cada uno de los trozos de pollo con sal, pimienta negra recién molida y una pizca de comino por ambos lados.

En una sartén o plancha amplia colocar el aceite vegetal y cuando este caliente cocinar las pechugas a fuego medio por ambos lados hasta dorar. Ten la precaución de realizar una cocción a fuego medio para que el interior de las pechugas llegue a cocinarse por completo.

Mientras cocinamos el pollo vamos a preparar la salsa de yogur.

Para ello vamos a necesitar pelar el pepino y también quitarle las semillas, esto nos dará una salsa mucho más agradable.

Rallar el pepino, y mezclar con la menta, el perejil, una pizca de sal y pimienta y por supuesto el yogur, mezclar muy bien estos ingredientes y utilizarlos para salsear las pechugas doradas que acabamos de cocinar.

Puedes decorar el plato con unas rodajas finas de pepino y unas hojas de menta, lo que anticipará dos de los ingredientes principales de esta suave y delicada salsa.

Recuerda que muy importante utilizar yogur natural sin sabor para preparar esta receta, no puedes emplear yogures saborizados con frutas, ya que la combinación de sabores será desagradable.

Pollo en salsa con frutos secos

Hoy desperté con muchas ganas de comer un pollo con salsa diferente a las que preparo habitualmente.

Pollo en salsa con frutos secos

Por ello mirando entre los ingredientes de mi despensa encontré anacardos y maní, dos frutos secos que me dieron una buena idea para la receta de pollo del día de hoy.

Lo que quiero compartir con ustedes es un pollo en salsa de frutos secos que me ha quedado delicioso!

Y por eso quiero que ustedes también puedan disfrutarlo.
Acompañame para ver como se hace esta receta de pollo en salsa de anacardos y maní.

Ingredientes para hacer pollo en salsa de frutos secos

  • Pechugas de pollo 3
  • Cebollas 2
  • Dientes de ajo 4
  • Anacardos 1 taza pequeña
  • Maní 3 cucharadas
  • Vino blanco 1 taza
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Opcional: almidón de maíz para espesar la salsa

Como hacer pollo en salsa de frutos secos

Lo primero que vamos hacer será cortar las pechugas de pollo en cubos pequeños. Reservar.

En una sartén anti adherente amplia colocar tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva y saltear el pollo hasta dorar.

Alcanzado dicho punto de cocción vamos a incorporar las cebollas picadas finamente con una pizca de sal y pimienta, cuando las mismas comiencen a transparentar vamos a incorporar los ajos picados.

Cocinar durante algunos minutos.

Luego agregar a la sartén el vino blanco y cocinar a fuego fuerte hasta que el alcohol se haya evaporado por completo, agregar el maní pelado y picado y los anacardos, mezclar muy bien todos estos ingredientes y cocinar por algunos minutos adicionales.

Si la salsa está demasiado ligera puedes disolver una pizca de almidón de maíz en agua o caldo de pollo, e incorporarla a la preparación, esto te ayudará a espesar la salsa, lo que hará al mismo tiempo que cada uno de los trocitos de pollo, e incluso los frutos secos se cubran de la salsa, dándoles mejor y más intenso sabor.

Aunque si lo prefieres también puedes ahorrarte este último paso prolongando la cocción por algunos minutos más lo que hará que la salsa se reduzca al evaporarse los líquidos de cocción.

Puedes acompañar este pollo en salsa de frutos secos con arroz blanco, pastas, papas al horno o incluso algún puré de verduras mixtas o simplemente un cremoso puré de papas.