Caldo de pollo

Caldo de pollo
5 de 1 voto

Tras ver varias recetas de pollo frito hoy toca ver una receta totalmente distinta pero muy sabrosa. Se trata del tradicional caldo de pollo casero. El caldo como lo hacía tu madre y que no faltaba en ninguna mesa durante los meses de invierno. Elaborar un caldo de pollo casero es muy sencillo más si cuentas con nuestra guía paso a paso.

Elaboración del caldo de pollo

caldo-de-pollo

En una olla bastante grande introducimos un pollo entero. Asegúrate que está bien lavado y sin plumas ni restos de sangre. Añade ahora 4 litros de agua para que el pollo quede bien cubierto y sube el fuego para que llegue a ebullición (que el agua empiece a burbujear)

Añade ahora todas las verduras de la receta, peladas y limpias para que no haya restos de insectos o productos químicos que se suelen usar en la agricultura. Añade también la sal, la pimienta y el perejil. Como truco y para darle un toque único, yo siempre que hago caldo de pollo, añado un toque de tomillo fresco.

Cocinar durante una hora y media a fuego lento. La paciencia es la única complicación de este caldo de pollo. A medida que se va cocinando el pollo, se va formando una espuma en la superficie que hay que ir quitando con una cuchara.

Pasado ese tiempo ya estará pronto para comer y disfrutar. Puedes tomar el caldo de la sopa directamente como queda al finalizar la receta, o puedes licuar los ingredientes para obtener una sopa con consistencia más homogénea y cremosa. Como más te guste.

Ingredientes para 3 litros

  • Un pollo
  • 2 nabos
  • 3 zanahorias
  • un puerro
  • una patata
  • apio verde
  • calabaza pelada
  • una hoja de laurel
  • pimienta negra
  • sal
  • perejil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.