Bolitas de pollo crujientes en procesadora

Bolitas de pollo crujientes en procesadora
5 de 1 voto

Esta es una receta de pollo ideal para aquellos que no se dan muchas mañas en la cocina, pero que igualmente quieren preparar un plato rico para disfrutar en familia.Bolitas de pollo crujientes en procesadora

Te voy a enseñar a preparar unas bolitas crujientes de pollo para las que vamos a necesitar una procesadora, un elemento de cocina que la mayoría de nosotros tenemos en casa.

Acompáñame a descubrir los secretos de esta receta de bolitas de pollo crujientes, una receta fácil que nos dará unos bocaditos deliciosos!

Ingredientes para hacer bolitas de pollo crujientes

  • Pan rallado 1 taza grande
  • Huevos 3
  • Pechugas de pollo 2
  • Cebolla de verdeo 2 pequeñas
  • Ajos 2 dientes
  • Queso crema 3 cucharadas
  • Mayonesa 1 cucharada
  • Vino blanco 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite vegetal para freír en cantidad necesaria

Como hacer bolitas de pollo crujientes con procesadora

Lo primero que vamos hacer será colocar las pechugas de pollo, sin piel y sin grasa, dentro de la procesadora; vamos a agregar también las cebollas de verdeo cortadas groseramente, los dientes de ajo, el queso crema, la mayonesa y una pizca de sal y pimienta.

Ahora es momento de procesar todos estos ingredientes hasta lograr una masa bien homogénea, procura que las pechugas queden bien desmenuzadas.

Notarás que la preparación queda bastante blanda, pero no te preocupes, esta es la consistencia que debe tener, para que luego de ser cocinadas las bolitas sean crujientes en el exterior, y suaves y cremosas en el interior.

Reservar la masa en la heladera por 30 minutos a una hora, ello le dará más consistencia.

Luego batir los huevos junto con el vino blanco y una pizca de sal y pimienta en un plato hondo.

Tomar pequeñas porciones de la masa con ayuda de una cuchara, y pasarlas por la mezcla de huevos y vino blanco, luego por pan rallado (también puedes emplear panko si así lo prefieres).

Repetir esta operación hasta acabar con toda la preparación.

En una cacerola profunda colocar suficiente aceite vegetal para freír estas deliciosas bolitas crujientes, hasta que estén doradas.

Es importante que la temperatura del aceite no este demasiado caliente, ya que la masa de las bolitas está totalmente cruda y debe cocinarse perfectamente hasta el interior.

Retirar las bolitas de pollo fritas sobre papel absorbente para quitar el excedente de aceite, y acompañar con una salsa de mayonesa, mostaza y queso crema con unas hojitas de romero a modo de decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.