Pechugas de pollo con salsa de frutillas

Pechugas de pollo con salsa de frutillas
5 de 1 voto

Quiero compartir en recetas de pollo una preparación absolutamente exquisita: pechugas de pollo con salsa de frutillasPechugas de pollo con salsa de frutillas

Esta otra receta con pollo gourmet y seguramente te sorprenda pensar en un plato principal que combine frutillas frescas con carne de pollo.

Esta receta de pechugas de pollo con salsa de frutillas rinde cuatro porciones generosas, que debes maridar con una copa de vino blanco ya que su aroma y sabor es el indicado para este plato tan especial.

Ingredientes para hacer pechugas de pollo con salsa de frutillas

  • Pechugas de pollo 800 g
  • Manzana verde 1 (dos si son muy pequeñas)
  • Frutillas frescas 250 g
  • Ron 200 cm³
  • Vino blanco 700 cm³
  • Almidón de maíz 10 g
  • Canela, nuez moscada, clavo de olor, sal y pimienta en cantidad necesaria

Como hacer pechugas de pollo con salsa de frutillas frescas

Iniciaremos esta receta de pollo gourmet limpiando muy bien las pechugas, debemos quitarle la piel y toda la grasa visible.

Luego vamos a realizar un orificio en el interior de cada pechuga, puesto que las vamos a rellenar. Condimentar con sal, pimienta, clavo de olor, canela y nuez moscada cada una de las pechugas, condimentando también el interior del orificio que acabamos de hacer.

Pelar la manzana y cortarlas en trozos de tamaños pequeños, dejar reposar la manzana en el ron para que se perfume muy bien.

Transcurridos aproximadamente unos 15 minutos rellenar las pechugas de pollo con los trozos de manzana embebida en ron.

Colocar una sartén amplia al fuego y agregar allí una cucharada de aceite neutro, dorar las pechugas por todos sus lados.

Luego llevar las pechugas a un horno a temperatura media por aproximadamente unos 15 a 20 minutos, para completar la cocción de la carne y la manzana.

Mientras vamos a preparar la salsa de frutillas, para ello cortarlas en finas láminas y reservar.
Colocar una pequeña cacerola al fuego y agregar allí el vino blanco y aproximadamente unos 100 g de frutillas cortadas en láminas, dejar hervir esta preparación por al menos unos cinco minutos.

Espesar la salsa incorporando el almidón de maíz disuelto en dos cucharadas de agua fría. Agregar ahora el resto de las frutillas para que se cocinen ligeramente, si lo deseas puedes agregar una pizca de azúcar blanca en éste momento.

Retirar las pechugas de pollo rellenas del horno y cortar en finas tajadas, servir en platos individuales acompañando con la deliciosa salsa de frutillas frescas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.