Sopa de pollo con garbanzos

Sopa de pollo con garbanzos
5 de 1 voto

¿Te acuerdas que he mencionado lo importante que es incorporar cereales y legumbres a nuestras comidas de todos los días?

Sopa de pollo con garbanzos

Como soy una convencida de ello por sus grandes beneficios nutricionales, es que te quiero proponer otra receta de pollo con garbanzos.

En esta oportunidad lo que te quiero mostrar a hacer es una deliciosa sopa de pollo con garbanzos, un plato nutritivo, balanceado, rico en proteínas y fibras.

Si el igual que a mi te gusta disfrutar de la comida no sólo por su sabor, sino también por sus propiedades, de seguro te vas animar a preparar esta receta de sopa de pollo con garbanzos. Acompáñame a descubrir que necesitamos para cocinarla.

Ingredientes para hacer sopa de pollo con garbanzos

  • Aceite de oliva 2 cucharadas
  • Chirivía en rodajas una taza
  • Chalotas 2
  • Champiñones 1 taza
  • Ajo 1 diente
  • Caldo de pollo 500 cm³
  • Garbanzos en lata 1
  • Pechuga de pollo 1
  • Sal y pimienta en cantidad necesaria
  • Perejil fresco y tomillo a gusto

Como hacer sopa de pollo con garbanzos

Lo primero que vamos hacer será colocar una cacerola amplia al fuego con el aceite de oliva para saltear allí el ajo y las chalotas picadas bien pequeñas hasta transparentar, luego vamos agregar los champiñones en láminas y los vamos a saltear por dos o tres minutos.

A continuación vamos a condimentar con sal, pimienta y una pizca de tomillo; también vamos a incorporar el caldo de pollo, las rodajas de chirivía (para quienes no la conozcan es como una especie de zanahoria blanca, si no la consigues puedes reemplazarla por zanahoria tradicional), y también vamos a agregar la pechuga de pollo entera o cortada en trozos.

Si quieres luego deshacerla con ayuda de dos tenedores tras la cocción te recomiendo que la cocines entera, pero si quieres una cocción más rápida puedes colocarla en daditos pequeños.

Tapar la cacerola y cocinar a fuego medio durante unos 25 a 30 minutos, tiempo suficiente para que la pechuga del pollo se cocine perfectamente y también las chirivías.

Estaremos en condiciones ahora de colocar la lata de garbanzos escurrida, también puedes utilizar los tradicionales garbanzos secos, que deberás poner en remojo durante la noche anterior para facilitar su cocción.

En caso de utilizar los garbanzos secos debes colocarlos desde el comienzo de la cocción de la sopa, ya que necesitan de un tiempo considerable para ponerse tiernos.

Y así quedará concluida nuestra sopa de pollo y garbanzos, que serviremos acompañada de perejil fresco recién picado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.