Pechugas en salsa de roquefort

Hoy en Recetas de pollo prepararemos unas ricas pechugas en salsa de roquefort. Cocinar con roquefort es un verdadero lujo ya que cualquier combinación sale bien, y el pollo no es ninguna excepción a ésta regla.  No solo tomen mi palabra, sino que comprueben lo que les digo preparando ustedes mismos esta deliciosa receta de pechugas en salsa de roquefort.

Preparación de las pechugas en salsa de roquefort

pechugas en salsa de roquefort

El acompañante en ésta receta de pollo de pechugas en salsa de roquefort es el puerro así que lo primero que tenemos que hacer es rehogarlo con un poco de aceite. Podemos hacerlo en la sartén o en el microondas

En otra sartén vamos a ponernos con la salsa roquefort. Es muy fácil de preparar, tan sólo necesitamos nata (crema) y el propio roquefort,  movemos hasta que el queso esté totalmente incorporado a la nata(crema) y reservamos.

Sazonamos las pechugas fileteadas con pimienta y limón. Guardamos para ponerle sal al final y a gusto, pues el Roquefort es bastante fuerte de por sí.

En una fuente de horno ponemos como base los puerros y el pollo encima. Con el horno precalentado a 200º horneamos durante unos 5 minutos.

Sacamos la bandeja y volcamos  la salsa de roquefort sobre el pollo. Metemos todo al horno durante tres minutos más y antes de servir añadimos un poco de perejil picado. Servimos caliente para que la salsa no se seque al enfriarse.

Ingredientes de las pechugas en salsa roquefort

  • Pechugas de pollo fileteadas
  • Aceite de oliva
  • Puerros picados
  • Nata líquida
  • Una cuña de queso roquefort
  • Pimienta
  • Perejil picado

Esperamos disfruten éstas ricas pechugas en salsa de roquefort, y nos cuenten en los comentarios que tal les salió.

Pollo con costra

A la mayoría de personas les gusta el pollo pero además tienen especial predilección por la costra que se hace cuando se hace al horno o se fríe, por lo tanto hoy vamos a satisfacer a estos amantes de lo crocante, viendo como preparar  un rico pollo con costra. La piel, más grasa que el resto del pollo, se dora y se hace más dura. El resultado es un bocado muy sabroso y crujiente.

Preparación del pollo con costra

Pollo con costra

Este pollo con costra lleva un elemento estrella más allá de la piel del pollo, y se trata de la naranja. Lo primero que tenemos que hacer el pelarla y partirla en pequeños trozos. La ponemos en un bol junto a un buen puñado de orejones y pasas. Todas estas frutas las bañamos con coñac y lo dejamos en reposo durante, como mínimo, dos horas.

Lavamos el pollo y le ponemos sal y pimienta blanca, como siempre decimos si es recién molida mucho mejor. Abrimos el pollo y vamos poniendo en su interior las frutas y el coñac que ha quedado en el bol. También le podemos añadir algún extra para dar más sabor como alguna pastilla de caldo. Esto último al gusto. Antes de poner en el horno cerramos el pollo con un palillo.

En una bandeja ponemos una superficie de sal bastante grande con agua y ponemos el pollo encima. Empapamos el pollo con esta mezcla de sal y agua para que se haga el pollo con costra. Lo dejamos en el horno durante 45 minutos a unos 180 grados. Al servir retiramos la sal y partimos.

Ingredientes

  • Un pollo entero
  • Sal
  • Coñac
  • Orejones
  • Pasas
  • Naranja
  • Pimienta

 

Esperamos les quede rica esta receta de Pollo con costra !

Pollo al ajillo

Si os gusta el ajo seguro que este plato de pollo al ajillo os va a encantar. La verdad es que cualquier carne o pescado combina genial con el “ajillo”, pero el pollo al ser una carne blanca combina de una forma única dando muchísimo sabor a este plato.

Preparación del pollo al ajillo

pollo-al-ajillo

La preparación del pollo al ajillo es muy sencilla, sobre todo si compramos en la tienda la esencia de ajo y perejil de la marca que más te guste. Esto dará al plato un sabor parecido al de un guiso cocido durante mucho más tiempo pero cocinado en sólo unos minutos gracias a estas esencias que puedes encontrar en cualquier tienda de alimentos o grandes superficies.

Lo primero que tenemos que hacer es trocear el pollo, intenta que sean lo más igualados posibles para que todos se hagan por igual. Por una sartén o cazuela en el fuego y pon aceite para freír el pollo. Cuando el pollo esté bien dorado añade el ajo partido en laminas y déjalo en el fuego al mínimo durante unos quince minutos.

Mueve la sartén o cazuela cada poco tiempo y añade ahora las esencias de ajo y perejil que comentábamos antes. Una alternativa es añadir algo más de aceite, perejil picado y un poco más de ajo y dejar cocinar un poco más de tiempo. Cuando veas que el pollo está listo y ha cogido todo el aroma del ajo y el perejil puedes retirar del fuego y servir de forma individual o en una fuente.

Ingredientes del pollo al ajillo

  • Un pollo partido en trozos
  • Ajos
  • Aceite de oliva
  • perejil
  • Esencia de ajo y perejil