Pechugas de pollo con salsa blanca

Pechugas de pollo con salsa blanca
4 de 8 votos

En recetas de pollo queremos compartir esta receta de pechugas de pollo con salsa blanca, sin duda alguna se trata de una receta de pollo fácil que puedes preparar en tan solo 15 minutos, ideal para cuando dispones de poco tiempo.

Pechugas de pollo con salsa blanca

Los ingredientes que vas a necesitar para poner en práctica esta receta de pechugas de pollo con salsa blanca no son nada complicados de conseguir, además muy probablemente ya cuentes con ellos en tu refrigerador.

Veras como con esta receta puedes cambiar el ya conocido sabor de las pechugas de pollo, puesto que la salsa blanca es una preparación básica de la cocina que te permite aportarle mucho sabor a esta carne magra. Recuerda que esta receta de pollo rinde cuatro porciones generosas.

Ingredientes para hacer pechugas de pollo con salsa blanca

  • Pechugas de pollo 4
  • Manteca 50 g
  • Harina de trigo común 2 cucharadas bien colmadas
  • Leche 500 cm³
  • Aceite neutro 2 cucharadas
  • Nuez moscada a gusto
  • Sal y pimienta en cantidad necesaria

Como preparar pechugas de pollo con salsa blanca

Para esta receta de pollo lo primero que vamos hacer será colocar en una sartén el aceite, calentar muy bien y cocinar allí las pechugas. Para lograr que las pechugas de pollo se doren muy bien por todos sus lados vamos a evitar salar las mismas antes de la cocción, puesto que ello haría que desprendan sus jugos y complicarían la tarea de dorar la superficie de la pechuga, es por ello que las condimentaremos al concluir la cocción. Cocinar por ambos lados hasta haber obtenido el punto deseado de cocción. Reservar caliente.

Para la salsa blanca de nuestras pechugas de pollo colocaremos en una pequeña cacerola la manteca, a fuego suave vamos a derretirla por completo. Retirar la cacerola del fuego y cuando aún este caliente la manteca de incorporar la harina y mezclar muy bien, incorporar también sal, pimienta, y nuez moscada.

Colocar nuevamente la cacerola sobre un fuego suave revolviendo constantemente hasta que adquiera un leve tono dorado, este será el momento para agregar la leche poco a poco y mezclando constantemente para que no se formen grumos. Continuar la cocción hasta que la salsa blanca hierva y espese.

Sobre un plato colocar la pechuga de pollo bien dorada y salsear con la salsa blanca preparada en el paso anterior. Puedes acompañar este plato con pollo de una deliciosa ensalada de rúcula, tomate y albahaca.

4 opiniones en “Pechugas de pollo con salsa blanca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.