Agnolotis de pollo con ricota

Llevo tiempo sin compartir una receta de pasta rellena con pollo, por ello hoy me he decidido a mostrarles el modo en que hago está deliciosa pasta casera.Agnolotis de pollo con ricota

Les quiero enseñar paso a paso mi receta de agnolotis de pollo con ricota, un plato que suelo preparar sobre todo los domingos al mediodía para disfrutar con toda la familia.

Verás que es muy sencillo hacer agnolotis de pollo en casa, y una vez que los pruebes probablemente no volverás a comprar los ya hechos industrialmente.

Ingredientes para hacer agnolotis de pollo con ricota

Para la masa:

  • Harina 0000 300 g
  • Agua 50 cm³
  • Huevos 2
  • Sal una pizca

Para el relleno:

  • Ricota escurrida 600 g
  • Pollo cocido picado 250 g
  • Queso rallado 50 g
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Para la salsa:

  • Cebolla blanca 1
  • Ajos 2 dientes
  • Tomate fresco picado 500 g
  • Sal, pimienta, aceite de oliva y albahaca a gusto

Como hacer agnolotis de pollo y ricota caseros paso a paso

Lo primero que vamos a hacer será preparar la masa puesto que debemos dejarla descansar antes de proceder a estirarla.

Para ello realiza sobre la mesada una corona y espolvorear la sal sobre la harina, en el centro agregar los huevos a temperatura ambiente y los 50 cm³ de agua.

Comenzar a tomar la masa desde el centro hacia afuera y amasar hasta lograr un bollo de consistencia lisa y homogénea.

Tapar la masa con un papel film y dejar reposar en la heladera por al menos una hora.

Mezclar el pollo cocido picado, la ricota, el queso rallado y condimentar con sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Nos debe quedar un relleno bastante seco y compacto, lo que facilitará el armado de los agnolotis.

A continuación saltear en una pequeña cacerola la cebolla y los dientes de ajo con aceite de oliva, sal y pimienta hasta que estén transparentes, a continuación agregar el tomate fresco picado y unas hojas de albahaca.

Cocinar durante aproximadamente unos 15 minutos, tiempo suficiente para que la salsa esté lista esperando la llegada de la pasta.

Estirar la masa bien delgada hasta unos 2-3 mm de espesor, cortar redondeles y rellenar cada uno de ellos con una pequeña porción del relleno de ricota y pollo.

Humedecer los bordes con agua y cerrar formando una especie de empanada, luego puedes a las puntas y cerrar los agnolotis para darle su forma característica.

Repetir esta operación hasta acabar con toda la masa y todo el relleno.

Colocar una cacerola amplia al fuego con abundante agua con una pizca de sal, cuando esta alcance el punto de ebullición cocinar los agnolotis hasta que comiencen a flotar, momento en el que estarán listos para recibir la salsa y poco de queso rallado extra.

Espero te animes a preparar esta deliciosa pasta rellena muy fácil de hacer y totalmente deliciosa.

Rollitos de lasaña fritos rellenos con pollo

Te quiero enseñar a preparar de una forma diferente la masa de lasaña que utilizamos para hacer las tradicionales lasaña italianas.

Aprenderemos como hacer rollitos de lasaña fritos rellenos con pollo, una delicia que podrás emplear como plato principal o acompañamiento de picadas.Rollitos de lasaña fritos rellenos con pollo

Sin lugar a dudas esta es otra receta que puedes incorporar a tu listado de preparaciones fáciles con pollo y totalmente irresistibles.

Acompáñame a descubrir cuales son los ingredientes que necesitamos para hacer esta receta de rollitos de lasaña rellenos con pollo fritos.

Ingredientes para hacer lasaña frita rellena con pollo

  • Pechugas de pollo 2
  • Ajo 4 dientes
  • Zanahoria 1
  • Pimiento rojo 1
  • Repollo picado 1 casa grande
  • Champiñones frescos 200 g
  • Huevo 1
  • Salsa de soja 3 cucharadas
  • Salsa de ostras 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite vegetal en cantidad necesaria
  • Masa de lasaña en cantidad necesaria

Como hacer rollitos de lasaña frita rellena con pollo

Lo primero que vamos a necesitar preparar para esta receta es el relleno, puesto que debemos dejarlo enfriar por completo antes de utilizarlo para rellenar nuestras planchas de masa de lasaña.

Por ello es que vamos a comenzar cocinando las pechugas de pollo en una cacerola con abundante agua y dos dientes de ajo machacados, hasta que estén perfectamente cocidas. Esto puede demorar aproximadamente entre unos 20-30 minutos.

Dejar enfriar dentro del agua de cocción para que la pechuga quede más jugosa.

Con el pollo ya frío nos ayudaremos con dos tenedores para desarmar o deshilachar por completo las pechugas de pollo. Reservar.

Mientras cocinamos la carne de pollo en una sartén amplia vamos a saltear los ajos picados pequeños, las zanahorias y los pimientos cortados en finas tiras y los champiñones laminados.

Cuando todos estos vegetales estén ligeramente tiernos vamos a incorporar una pizca de sal, pimienta, la salsa de soja y también la salsa de ostras.

Incorporar al salteado el pollo preparado en el paso anterior y por último agregar el repollo picado bien fino, cocinar por otros tres-cinco minutos hasta que todos los vegetales estén tiernos.

Probar para verificar si es necesario rectificar los condimentos. Dejar enfriar por completo el relleno, puedes incluso prepararlo con un día de antelación para ganar tiempo si así lo deseas.

Batir el huevo ligeramente en un pequeño recipiente y reservar.

Estirar la masa de lasaña y rellenar con una pequeña porción del preparado anterior, humedecer los bordes de la masa con huevo batido y cerrar formando rollitos.

Repetir esta operación hasta acabar con toda la masa y todo el relleno.

Freír en abundante aceite vegetal hasta que estén bien dorados y crujientes.

Acompañar con ketchup o la salsa que más te guste.

Ojalá te animes a preparar esta receta diferente con masa de lasaña, pollo y vegetales varios.

Tortilla de pollo y espinacas

Las tortillas de pollo son siempre una muy buena opción, puesto que son económicas y nos pueden llegar a ser útiles para preparar recetas con restos de pollo cocido de preparaciones anteriores.

Tortilla de pollo y espinacasEn esta ocasión te quiero mostrar una receta sencilla para hacer tortilla de pollo y espinacas, ya que la combinación de estos dos ingredientes para un sabor muy agradable.

Esta es una receta de pollo que puedes tener preparada con antelación, ideal para llevar al trabajo, o para que los niños lleven a la escuela.

Acompáñame para descubrir como preparo esta deliciosa tortilla de espinacas y pollo.

Ingredientes para hacer tortilla de pollo y espinacas

  • Espinacas frescas 1 atado grande
  • Pollo cocido 1 taza grande
  • Huevos 5
  • Queso rallado 1 pocillo
  • Cebolla blanca 1 mediana
  • Ajos 4 dientes
  • Sal, pimienta y nuez moscada una pizca
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria

Como hacer tortilla de pollo y espinacas sin horno

Como verás en la descripción de la receta te muestro como hacer una tortilla jugosa sin horno, y lo primero que vamos hacer será lavar muy bien las espinacas y aplicarlas groseramente.

En una sartén amplia saltear dos dientes de ajo picados pequeños junto con la cebolla blanca picada hasta que estén transparentes.

Agregar sal, pimienta y una pizca de nuez moscada. Incorporar en la sartén las hojas de espinaca previamente lavadas y muy bien escurridas.

Tapar la sartén y cocinar a fuego fuerte, moviendo la preparación hasta que las espinacas estén algo tiernas. Retirar del fuego y dejar enfriar.

En un recipiente amplio batir muy bien los huevos y mezclar con el pollo cocido (puedes emplear pollo hervido, pollo al horno, pollo asado, o cualquier otro tipo de cocción que hayas utilizado para el pollo siempre y cuando no vaya acompañado de salsas), agregar también el queso rallado, el salteado de vegetales y mezclar muy bien.

Colocar una sartén anti adherente al fuego y agregar la pizca de aceite de oliva o manteca, humectar muy bien la base y luego incorporar el preparado de la tortilla.

Tapar la sartén y cocinar a fuego suave hasta observar cómo el huevo comienza a coagular y la base de la tortilla se dora.

Alcanzado este punto girar la tortilla y cocinar por el otro lado hasta que también se ponga bien dorada.

Recuerda que es importante realizar una cocción suave para que el huevo se cocine muy bien en el interior de la tortilla, el resto de los ingredientes ya están cocidos, por lo que sólo debemos cocinar muy bien el huevo.