Pollo napolitano

Pollo napolitano 5.00/5 de 1 voto

Una de las formas más sencillas de lograr una receta de pollo diferente es acompañar esta carne con distintos tipos de salsas:

Pollo napolitanoCocinar pollo napolitano en casa es una variante interesante que puedes poner en práctica en el marco de las recetas de pollo con salsas.

Esta receta de pollo napolitano rinde cuatro porciones, que puedes acompañar con una fresca ensalada de espinaca baby y nueces picadas.

Ingredientes para hacer pollo napolitano

  • Pechugas de pollo 800 g
  • Manteca 1 cucharada
  • Aceite de oliva 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto

Para la salsa napolitana

  • Aceite de oliva 3 cucharadas
  • Ajos 6 dientes
  • Albahaca fresca picada 1 cucharada
  • Puré de tomates sin semillas y piel 2 tazas
  • Azúcar 1 cucharadita
  • Sal y pimienta a gusto

Como hacer pollo napolitano en casa

Comenzaremos con esta receta de pollo fácil preparando la salsa napolitana casera. Para ello vamos a colocar una cacerola al fuego y agregaremos allí el aceite de oliva.

Vamos a dorar ligeramente los ajos picados pequeños. Una vez obtenido un dorado suave en el ajo vamos a incorporar el puré de tomates y el azúcar, condimentar con sal y pimienta y cocinar a fuego medio por aproximadamente unos 20 minutos.

Antes de terminar la cocción agregaremos la albahaca fresca picada, no la incorporamos al comienzo de la cocción puesto que esta es una aromática delicada que puede quemarse durante la cocción y obtener sabor amargo, es por ello que se incorpora al final de la preparación.

Mientras la salsa se cocina vamos a cocinar las pechugas de pollo. Para ello necesitamos una sartén en la cual colocaremos aceite de oliva y manteca, cuando esté caliente vamos a incorporar las pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, condimentar con sal y pimienta.

Cocinar a fuego medio con la sartén tapada, para lograr que las pechugas se cocinen perfectamente en su interior. Cinco minutos antes de terminar la cocción destapamos la sartén para dorar las pechugas por todos sus lados.

Con las dos preparaciones listas estamos en condiciones de emplatar, colocar una pechuga de pollo dorada y salsearla con la salsa napolitana casera, acompañar este exquisito plato con una ensalada de espinaca baby con nueces tostadas picadas.

Como congelar pollo

Como congelar pollo 5.00/5 de 1 voto

En nuestra web recetas de pollo queremos contarte como congelar pollo crudo y cocido.

Como congelar pollo crudoExisten una serie de tips que debes tener muy en cuenta a la hora de querer conservar pollo en el congelador, para lograr una óptima conservación de este producto con el transcurso del tiempo.

La carne de pollo es una de las más sencillas de congelar, y mantiene muy bien sus características al descongelarse.

Como congelar pollo crudo

Al momento de querer congelar pollo debemos tener en cuenta que preparaciones realizaremos en el futuro con él, esto nos ayudará a congelar el pollo de una manera mucho más útil:

Si pensamos hacer milanesas de pollo lo ideal es cortar los filetes o bifes de pechuga antes de congelarlo, o si por ejemplo queremos hacer una ensalada tibia con cubos de pollo salteado podemos congelar el pollo ya cortado en cubos, esta sencilla tarea previa nos ahorrará mucho tiempo luego a la hora de cocinar.

Lo primero que debes tener en cuenta para saber como congelar pollo de manera correcta es que el mismo debe estar limpio y seco antes de ser congelado, es por ello que debes quitarle las vísceras y la grasa excedente antes de congelar.

Es recomendable congelar el pollo separado de sus vísceras puesto que estas últimas tan sólo pueden ser conservadas por dos o tres meses, mientras que el pollo se conserva congelado perfectamente por al menos 6 meses.

Siempre debes colocar el pollo dentro de una bolsa de nylon apta para congelar antes de llevarlo al freezer, teniendo la precaución de quitar la mayor cantidad posible de aire de la bolsa. Como congelar pollo

Puedes congelar el pollo tanto entero como en presas, si divides el pollo en distintas bolsas puedes obtener porciones, lo que será mucho más fácil de descongelar en el futuro. También puedes separarlo con separadores individuales.

También puedes congelar pollo cocido, lo primordial a tener en cuenta en este caso es que la preparación este completamente fría antes de congelarlo. Puedes congelar pollo cocido en bolsas de nylon o recipientes herméticos ambos aptos para freezer.

Como descongelar pollo crudo y cocido

La forma de descongelar pollo es la misma para preparaciones cocidas como para pollo crudo.

Lo más importante a tener en cuenta para descongelar pollo es que no debes hacerlo a temperatura ambiente, debes descongelarlo dentro de la heladera. El tiempo para descongelarlo dependerá del tamaño de la pieza a descongelar.

Lo ideal es que ubiques la pieza de pollo a descongelar sobre una rejilla en la heladera, para qué escurran los jugos al descongelarse sin ensuciar la heladera o cualquier otro alimento que allí tengas.

También puedes descongelar el pollo en el microondas, una vez más el tiempo de descongelamiento dependerá del tamaño de la pieza de pollo a descongelar.

Ensalada tibia de pollo y lentejas

Ensalada tibia de pollo y lentejas 5.00/5 de 1 voto

En nuestras recetas de pollo proponemos una práctica y nutritiva ensalada tibia de pollo y lentejas.

Ensalada tibia de pollo y lentejasSi buscabas una opción diferente para incorporar lentejas a tu dieta diaria, esta combinación con pollo y zanahorias es absolutamente deliciosa.

Con esta receta de ensalada tibia de pollo y lentejas obtendrás porciones para cuatro comensales, y como se trata de una ensalada muy nutritiva y completa puedes tomarla como plato principal.

Ingredientes para hacer ensalada tibia de pollo y lentejas

  • Lentejas 250 g
  • Zanahorias 4
  • Pechugas de pollo 2
  • Cebolla 1
  • Apio 1 vara
  • Perejil fresco picado 1 cucharada
  • Aceite de oliva 2 cucharadas
  • Jugo de limón 1 cucharada
  • Sal y pimienta a gusto

Como hacer una ensalada tibia de pollo y lentejas

Lo primero que tenemos que hacer para preparar en casa esta ensalada de pollo y lentejas es poner en remojo las lentejas la noche anterior, para ello las colocamos en una pequeña cacerola y ponemos el doble de agua que de lentejas.

Para cocinar las lentejas retiramos el agua de remojo y colocamos agua limpia con una pizca de sal, luego llevar a fuego directo y cocinar hasta que las lentejas estén tiernas, esto puede demorar aproximadamente una media hora.

Mientras en una plancha con una pizca de aceite de oliva vamos a cocinar las pechugas por completo, condimentándolas con sal y pimienta recién molida. Una vez cocida cortar la pechuga de pollo en cubos grandes y reservar caliente.

También debemos cocinar las zanahorias, que previamente habremos cortado en finas rodajas, colocarlas luego en una cacerola con agua y sal, junto con la cebolla y el apio picados. Cocinar hasta que los vegetales estén tiernos.

En un bowl mezclar las lentejas cocidas, las verduras tiernas y tibias, y los cubos de pollo salteados. Condimentar con sal, pimienta y jugo de limón. Por último agregar perejil fresco picado a gusto.

Pechugas de pollo rellenas con pera y nueces

Pechugas de pollo rellenas con pera y nueces 5.00/5 de 1 voto

Pechugas de pollo rellenas con pera y nueces

En recetas de pollo vamos a compartir una preparación muy especial: pechugas de pollo rellenas con pera y nueces.

Con éste plato principal vestirás de gala tu mesa, siendo una opción muy interesante para festejar un aniversario o cualquier fecha especial.

Con ésta receta de pechugas de pollo rellenas con pera y nueces obtendrás aproximadamente unas cuatro porciones. Un buen maridaje para éste exquisito plato sería un vino blanco seco.

Ingredientes para hacer pechugas de pollo rellenas con pera y nueces

Para las pechugas rellenas

  • Pera madura pero firme 1
  • Pechugas de pollo 500 g
  • Nueces 60 g
  • Queso parmesano rallado 60 g
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria
  • Tomillo fresco 1 cucharadita
  • Sal y pimienta a gusto

Para la salsa:

  • Cebollas 2
  • Vinagre balsámico 25 cm³
  • Vino blanco 175 cm³
  • Sal y pimienta a gusto

Guarnición:

  • Peras 2
  • Manteca 1 cucharada
  • Nueces enteras a gusto

Como hacer pechugas de pollo rellenas con pera y nueces

Comenzaremos esta receta de pollo abriendo las pechugas por la mitad, para luego golpearlas ligeramente con el martillo de cocina para hacerlas más delgadas, condimentar con sal y pimienta todas las pechugas.

A continuación vamos a rellenar las pechugas de pollo con el siguiente preparado. En un pequeño cuenco colocar la pera rallada sin piel, las nueces picadas, las hojitas de tomillo y el queso parmesano rallado, mezclar muy bien todos estos ingredientes y rellenar las pechugas de pollo.

Enrollar y atar las pechugas rellenas con hilo de cocina y colocarlas sobre una bandeja de horno, untarlas con aceite de oliva antes de llevar a cocción en un horno a temperatura media por aproximadamente media hora.

Transcurrido dicho tiempo de cocción agregar las cebollas cortadas en juliana, incorporar también el vinagre balsámico y el vino blanco, llevar a horno nuevamente por otros 10 minutos.

Para acompañar estas pechugas de pollo rellenas con pera y nueces saltear ligeramente unas rodajas de pera en manteca hasta dorarlas ligeramente.

Terminada la cocción cortar el pollo en rodajas y servirlas con la salsa obtenida de procesar los jugos de cocción del pollo, la cebolla, el vino y el vinagre balsámico. Acompañar con las peras salteadas en manteca y nueces enteras.

Pastel de pollo y calabaza

Pastel de pollo y calabaza 5.00/5 de 1 voto

Esta receta de pollo nos enseñará cocinar un exquisito pastel de pollo y calabaza.

Pastel de pollo y calabazaEs de esas recetas caseras que reconfortan en los fríos días de invierno.

Además, es una receta de pollo muy sana, que nos permite mantener una dieta equilibrada incorporando vegetales, lácteos y proteínas a nuestra dieta diaria, en una combinación de sabores deliciosa.

Con esta receta de pastel de pollo y calabaza obtendrás cuatro porciones abundantes:

Ingredientes para hacer pastel de pollo y calabaza

  • Calabaza (anquito) 1
  • Cebollas 2
  • Pimiento rojo 1
  • Ajo 2 dientes
  • Puré de tomate 1 taza pequeña
  • Carne de pollo 500 g
  • Salsa blanca 1 taza
  • Queso rallado para gratinar a gusto
  • Aceite 2 cucharadas
  • Perejil fresco picado 1 cucharadita
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Como hacer pastel de pollo y calabaza casero

Esta receta de pastel de pollo y calabaza casero es una receta sin masa, por lo cual es mucho más rápido de preparar.

Vamos a comenzar esta receta pelando la calabaza y cortándola en trozos de tamaño mediano, luego la vamos a colocar dentro de una vaporera para cocinarla hasta que este tierna y así obtener un puré seco.

Podemos también cocinar la calabaza directamente en agua caliente con sal, pero este tipo de cocción nos dará un puré de calabaza con mucha más cantidad de agua, lo que haría que nuestro pastel quede mucho menos consistente.

Una vez cocinada la calabaza hacer un puré condimentando con sal, pimienta y una pizca de nuez moscada. Reservar caliente.

Mientras se cocina la calabaza vamos a preparar el sofrito de pollo. Para ello colocar una sartén al fuego y agregar allí el aceite, vamos a saltear la cebolla, el ajo y el pimiento finamente picados.

Agregar una pizca de sal y pimienta para qué los vegetales se cocinen más rápido, después de algunos minutos incorporar la carne de pollo procesada o cortada a cuchillo, saltear durante algunos minutos e incorporar por último el puré de tomates.

Continuar la cocción hasta que los vegetales y el pollo estén perfectamente cocinados. Condimentar con sal, pimienta y perejil fresco picado.

En una bandeja de horno, preferentemente de cerámica o vidrio, colocar una porción del puré de calabazas cubriendo toda la base, a continuación agregar el sofrito de pollo y cubrirlo con el puré de calabazas restante.

Por último agregar una capa de salsa blanca cubriendo toda la superficie, y culminar la bandeja espolvoreando con queso rallado.

Llevar el pastel de pollo y calabaza al horno y gratinar hasta que la superficie este bien dorada. Listo para comer!